Martes, 06 de Diciembre de 2022

Lo de viajar sólo en verano es una vieja costumbre que poco a poco se va dejando atrás. Otoño e invierno pueden ofrecer otros encantos y, además, por unos precios ridículamente baratos en comparación con los meses de temporada alta desde el aeropuerto de Zaragoza.


Publicidad


Además, viajar en estas fechas tiene un plus añadido: la presión turística es mucho menor. Adiós a interminables colas para entrar a un museo o incluso tener que reservar con antelación.

Zaragoza ha sumado un buen número de destinos a su aeropuerto y estas son algunas de las escapadas más apetecibles. Las hay para todos los gustos, para todos los bolsillos y tanto para estancias cortas como largas.

BÉLGICA: TODO A TIRO DE PIEDRA

El aeropuerto de Bruselas – Charleroi es ya una conexión clásica desde Zaragoza y, además, una de las opciones más baratas. Operado por la compañía Ryanair, el viaje ida y vuelta en noviembre, diciembre o enero puede salir por menos de 100 euros y, si se eligen bien las fechas, incluso por menos de 50.

Hay salidas y llegadas dos días a la semana: miércoles y sábado. Una opción interesante es salir un sábado para volver un miércoles, lo que da como resultado tres días completos en el país (más alguna hora los días de llegada y/o regreso). Bélgica conserva alguno de los templos góticos más espectaculares del mundo y suma una gastronomía en la que destacan la cerveza, el chocolate, los gofres, los mejillones o las patatas fritas.

Su tamaño relativamente pequeño y su extraordinaria red ferroviaria permiten, en ese tiempo, visitar sin apreturas las tres ciudades a priori más interesantes: Bruselas, Gante y Brujas. Para los afortunados que puedan disponer de una semana entera, se pueden añadir otras localidades como Amberes, Lovaina o Lieja. ¿Mal tiempo? Evidentemente en invierno hace más frío que en verano, pero no llega a temperaturas gélidas y, curiosamente, llueve ligeramente menos que en época estival.

PARÍS ES SIEMPRE PARÍS

No hace falta hablar mucho de la capital francesa, una de las ciudades con un patrimonio cultural e histórico más asombroso del mundo. París nunca se acaba y siempre merece la pena volver.

En otoño e invierno ofrece la gran ventaja de que los visitantes se van a ahorrar muchas colas y, además, es una gran oportunidad visitarla con la decoración navideña, que añade espectacularidad a sus ya de por sí maravillosas calles: los Campos Elíseos, la Place de L’Etoile o la Place de la Concorde.

Ryanair vuela al aeropuerto de Beauvais los miércoles y domingos y, eligiendo las mejores fechas, los precios son muy competitivos. El viaje de ida y vuelta puede salir incluso por 30 euros.

VIENA: MONUMENTOS, SALCHICHAS Y MÚSICA

La capital austriaca es una de las últimas conexiones en incorporarse a los vuelos disponibles desde Zaragoza. Se trata de una ciudad de un tamaño asequible, si se compara con París o Londres, por lo que es muy apropiada para escapadas cortas.

Desde Zaragoza, se puede viajar los viernes y los domingos. Los precios son algo más elevados que las opciones anteriores, pero buscando fechas se pueden encontrar opciones por menos de 200 euros ida y vuelta.

Es una de las más antiguas capitales europeas y eso hace que conserve un importante patrimonio histórico: palacios como el de Belvedere o el de Schönbrunn; iglesias como la espectacular catedral de San Esteban; y museos que merecen la pena como el de Historia del Arte.

A ello suma una gastronomía donde destacan las famosas salchichas vienesas y postres tan reconocidos como la tarta Sacher. Y no hay que olvidarse de que Viena es una de las grandes capitales musicales del mundo. Mozart, Beethoven, Schubert o Johann Strauss son algunos de los maestros que vivieron en la ciudad. Ir a un concierto a su impactante Ópera o a alguno de sus numerosos auditorios es prácticamente obligado.

LONDRES: MÁS ECONÓMICA POR LA CAÍDA DE LA LIBRA

Londres es siempre un destino fascinante, pero uno de los inconvenientes suelen ser los precios, fundamentalmente los de la estancia, desplazamientos internos, comidas y entradas. La depreciación de la libra esterlina en los últimos meses provoca que sea el momento óptimo para ahorrarse unos euros y disfrutar de la capital británica, sus museos, espectáculos y vida nocturna.

El precio de los vuelos desde Zaragoza, también con Ryanair, a Londres Stansted también acompañan: eligiendo bien las fechas, puede salir en torno a 50 euros ida y vuelta. Las expediciones son más numerosas que en el resto de destinos, con salidas desde la capital aragonesa los lunes, martes, jueves, sábado y domingo. Suele salir más económico evitar salir o volver en fin de semana.

LISBOA: EL ENCANTO DE LA CAPITAL PORTUGUESA

La capital portuguesa es una ciudad apta para visitar en cualquier época del año. Su situación geográfica en el Atlántico hace que las temperaturas sean bastante estables, ni muy calurosas en verano ni muy frías en invierno. Es, además, una urbe que puede visitarse en un puente y tener una idea bastante amplia de todo lo que ofrece.

Sus barrios con encanto como el de Alfama, los tranvías antiguos y una gastronomía rica y variada la hacen un destino muy apetecible ahora que se puede viajar desde Zaragoza.

Las conexiones con la compañía Ryanair están programadas los martes y sábados. Los precios están entre los más económicos que pueden encontrarse desde el aeropuerto zaragozano: desde unos 60 o 65 euros ida y vuelta.

MILÁN Y VENECIA: LAS DOS OPCIONES DE ITALIA

Con el vuelo a Bolonia suspendido, Ryanair ofrece dos conexiones a Italia desde Zaragoza: Milán y Venecia. En el caso de la ciudad de los canales, hay vuelos a partir del mes de diciembre los miércoles y los domingos, con precios por debajo de los 100 euros ida y vuelta.

Es una opción perfecta para un puente largo, teniendo en cuenta además que se trata de una de las ciudades más turísticas del mundo y, fuera de la temporada estival, resulta más cómoda la visita.

En el caso de Milán, los vuelos de Zaragoza aterrizan en el aeropuerto de la cercana ciudad de Bérgamo, con tres conexiones semanales: lunes, viernes y domingo. Es quizá el destino más barato que puede encontrarse, con precios que pueden situarse en unos 40 euros (eligiendo fechas).

Se trata de una ciudad con múltiples atractivos, como la espectacular Piazza del Duomo y sus calles dedicadas a las principales firmas de moda. No obstante, hay que tener en cuenta que es una ciudad fría en invierno.

TRANSILVANIA: PARA LOS MÁS AVENTUREROS

Vaya por delante que no se trata de un viaje para todo el mundo: en Rumania las temperaturas invernales son gélidas. En el caso de planear una ruta por Transilvania, hay que tener en cuenta además que el estado de las carreteras no es el mejor, lo que junto al hielo y la nieve hacen del viaje una experiencia sólo para los más aventureros.

Desde Zaragoza se puede volar con Wizz Air a Cluj-Napoca, la principal ciudad transilvana, y desde allí planificar una ruta por la región visitando ciudades con encanto como Brasov o Sibiu, así como el afamado castillo de Drácula.

Hay salidas los lunes, miércoles y viernes. Los precios pueden rondar los 100 euros el viaje de ida y vuelta. Por otra parte, Wizz Air también cuenta con una conexión a la capital rumana, Bucarest, con vuelos los martes, jueves y sábados.

MARRAKECH: OTRO PLANETA A TRES HORAS

Marrakech es una ciudad asombrosa, llena de colores y sabores. Se trata de algo más que un viaje y es una experiencia zambullirse en una cultura muy distinta a la nuestra que, sin embargo, se encuentra muy cerca. Sus mercados callejeros, sus mezquitas y la siempre animada plaza Djemaa el-Fna hacen que sea un destino muy recomendable que, además, es óptimo para el otoño y el invierno.

Dos vuelos semanales conectan la ciudad marroquí con Zaragoza, con salidas miércoles y domingos. Los precios pueden estar por debajo de los 100 euros ida y vuelta eligiendo fechas. Para aquellos que puedan alargarlo una semana, se pueden plantear rutas al desierto o a la hermosa ciudad portuaria de Essaouira.

CANARIAS: EN BUSCA DEL BUEN TIEMPO

Binter Canarias permite viajar a las islas afortunadas directamente desde Zaragoza, con conexiones a Tenerife y Las Palmas. Ahora que empieza a arreciar el frío, resulta muy tentador desplazarse a esta zona de España donde las temperaturas se mantienen estables durante todo el año.


Publicidad


Los precios, no obstante, son algo más elevados que las conexiones operadas por Ryanair o Wizz Air, con opciones entre los 200 y los 300 euros ida y vuelta. Las oportunidades de viaje son muy amplias, con conexiones prácticamente a diario a las dos islas.

Publicidad