Jueves, 08 de Diciembre de 2022

Los dolores en la columna vertebral lumbar, ya sean en la misma zona lumbar y/o irradiados hacia las piernas, son muy incapacitantes, llegando a dificultar la actividad diaria de forma que constituyen uno de los principales motivos de baja laboral. Las causas más frecuentes de estas molestias físicas son la hernia discal o la estenosis de canal (estrechamiento del espacio en el que están confinados los elementos nerviosos). La endoscopia de columna consigue la resolución de estos dolores con excelentes resultados, posibilitando que el paciente se recupere rápidamente y lleve una vida prácticamente normal desde el principio del postoperatorio.

Esta técnica consiste en “operar la columna a través de una incisión de unos 8 mm sirviéndonos de una tecnología muy avanzada y segura, con una visión más definida que la técnica convencional, lo que permite un excelente resultado con un menor riesgo”, explica el Dr. Daniel Iglesias, traumatólogo especialista en columna en la Unidad de Traumatología de Quirónsalud Zaragoza, que dirige el Dr. Javier Domingo. “Es una intervención quirúrgica que cambia el concepto de la cirugía de columna -añade el facultativo-, y pasa de ser una operación agresiva, con largo postoperatorio, a una escasamente invasiva y de rápida recuperación”.

La endoscopia de columna es la opción menos invasiva (tan solo necesita un punto de sutura), por lo que reduce el dolor postoperatorio, acorta la estancia hospitalaria y disminuye la necesidad de medicación y la posibilidad de complicaciones: sangrado, infección o la necesidad de implantar tornillos con el paso del tiempo, entre otras. Además, permite asociar medicina regenerativa con la intención de mejorar el pronóstico futuro de la columna.

Esta cirugía abre nuevas posibilidades de tratamiento a pacientes de edad avanzada en los que la operación quirúrgica convencional más agresiva está contraindicada por no poder tolerarse, o pacientes con contraindicación para una anestesia general por padecer otras múltiples patologías. “Al ser una intervención poco agresiva, podemos operar a ancianos de 70 y 80 años”, añade el Dr. Francisco Blanco, traumatólogo de la misma unidad de columna y también especialista en endoscopia. “Así, personas cardiópatas, con otras enfermedades u obesas pueden beneficiarse igualmente de esta técnica”.

La endoscopia de columna es una intervención que generalmente se realiza de forma ambulatoria. Según apunta el facultativo, “el paciente puede regresar a casa en el mismo día o al día siguiente, según la hora de la operación, y retomar el alta laboral rápidamente o reanudar la vida diaria prácticamente desde el primer momento”. En general, la recuperación se produce en 3 semanas frente a las 12 de la cirugía convencional. Asimismo, es más rápido volver a practicar deporte o actividad física.

Recuperando la vida normal

El zaragozano Rafael Andrés Monreal conoce bien las ventajas de la endoscopia de columna. Con 62 años decidió someterse a esta intervención. “Tenía una hernia discal muy pronunciada, entre las vértebras L4-L5. Soy muy deportista y siempre he hecho deporte”, afirma. Precisamente, haciendo estiramientos notó un “chascarrazo” acompañado de dolor, “que fue a más”.

“Me impedía hacer deporte y andar y el talón de Aquiles se vino abajo. Salía a pasear con mi mujer y, a la media hora, tenía que sentarme en un banco. Conducir también era un martirio”, añade el paciente al que le recomendaron acudir al Dr. Iglesias de Quirónsalud Zaragoza. “Me hicieron pruebas y me dijeron que era para operar, lo que me generó una gran inquietud”.

El doctor le aportó tranquilidad ya desde la primera consulta. “Te da confianza desde que le ves. Me dijo que no me preocupara porque había muchas probabilidades de que todo funcionara bien”. Tras conocer todo el proceso y en qué consistía la endoscopia de columna, Rafael Andrés se operó. “Fueron 7 mm de incisión y ya en la sala de operación noté la mejoría”.

Tras la intervención quirúrgica con anestesia local, tuvo que pasar una noche en el hospital. El paciente, que fue operado en marzo de 2021, explica que “yo me encuentro muy bien y no tengo ninguna molestia”.

Rafael Andrés insiste en que “no me esperaba una recuperación tan rápida. Lo recomendaría con los ojos cerrados”, comenta. Ahora, ya con 63 años, hace su vida normal y ha vuelto a hacer deporte, incluso, pesas.

Un centro hospitalario referente

Quirónsalud Zaragoza se ha convertido en pionero en la realización de intervenciones mediante la endoscopia de columna. Una técnica poco conocida en España, pero implementada desde hace años en países como Estados Unidos, Alemania o Corea. El centro hospitalario aragonés es uno de los referentes nacionales en la realización de este tipo de cirugía que se practica también en los hospitales del grupo en Madrid y Barcelona, entre otros.

Precisamente, el Dr. Daniel Iglesias, además de su labor asistencial a pacientes, está encargado de impartir diferentes cursos y formaciones para los cirujanos de diversos puntos del país interesados en aprender la técnica. “La formación en endoscopia exige una curva de aprendizaje importante porque utiliza una tecnología de alta precisión muy exigente técnicamente”, concluye el especialista. El centro hospitalario participa en un programa formativo de cirujanos de toda España, que se desarrolla con la colaboración de la empresa suministradora del material de endoscopia MBA Surgical Empowerment.

Publicidad