Martes, 07 de Diciembre de 2021

La calle Predicadores era una herida abierta en pleno Casco Antiguo de Zaragoza. Parcheada durante décadas, cuenta ya por fin con un proyecto de reforma integral que la va a dotar de prioridad peatonal, mayor seguridad y espacios arbolados. La inversión dedicada a la transformación por el Ayuntamiento de Zaragoza asciende a 935.621 euros.

Publicidad

La vía va a convertirse en un eje vertebrador para la movilidad peatonal, más inclusiva y con mayor calidad ambiental, gracias a la pacificación del tráfico, la mejora de la accesibilidad y la nueva vegetación, lo que contribuirá a mejorar su atractivo comercial. Además de la calle Predicadores, a petición de los vecinos y de la Junta de Distrito, el Ayuntamiento también va a remodelar la calle Mosén Pedro Dosset (hasta la calle Casta Álvarez).

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón y la consejera de Infraestructuras, Patricia Cavero, han explicado los detalles de esta reforma, que busca revitalizar Predicadores y poner en valor su carácter histórico. Para ello, se ampliarán las aceras creando una calle de plataforma única con un único carril de circulación más estrecho. Ese carril tendrá además un trazado ligeramente sinuoso para obligar al tráfico a reducir la velocidad, que estará limitada a 20 km/h.

La plataforma única tendrá continuidad hasta el interior de la plaza de Santo Domingo, donde se ubica el Teatro del Mercado. Para ello se elevará la calzada en el cruce obligando a los vehículos que circulan por la plaza a reducir la velocidad.

CALLE ACCESIBLE Y AMABLE

Actualmente la calle Predicadores tiene un carril de circulación muy ancho, de 5 metros, con banda de aparcamiento a la derecha y aceras elevadas. Este diseño y la dimensión de la calzada favorecen la circulación de vehículos y los estacionamientos en ‘doble fila’.

De hecho ha sido necesario colocar bolardos en varias zonas para evitar que los coches ocupen parte de las aceras. El adoquinado de la calzada además está muy deteriorado, con blandones, socavones y parcheados de asfalto, afectando a la seguridad y generando ruidos y molestias.

La reforma la transformará en una calle mucho más amable para el peatón y sobre todo accesible. Infraestructuras ha trabajado el proyecto con diferentes colectivos de la discapacidad como DFA y ONCE, para asegurar itinerarios peatonales inclusivos.

La reforma durará 6 meses y será integral desde Cesar Augusto a la plaza Santo Domingo / AZ

Además se ganará espacio en el acceso a los equipamientos públicos, tal y como demandaban los vecinos. Las plazas de aparcamiento pasarán a estar distribuidas en tramos alternos a un lado y otro de la calzada.

Además se plantarán una veintena de árboles de porte medio y diferentes tipos de arbustos en la parte más soleada de la calle (el lateral norte) y se colocarán bancos en las zonas situadas junto a los equipamientos. También se mejorará la iluminación, soterrando el cableado aéreo y colocando nuevos puntos de luz led en farolas de tipo alfonsino.

PLAN DE TRÁFICO

La reforma de la calle Predicadores se prolongará durante seis meses y se desarrollará en cuatro fases para reducir en la medida de lo posible las afecciones. Los trabajos previstos han comenzado ya por la calle Mosen Pedro Dosset, que durante las próximas tres semanas permanecerá cortada al tráfico en el tramo entre la calle Casta Alvarez y la calle Predicadores.

Para facilitar el acceso a los garajes afectados se ha habilitado en doble sentido el resto de la calle. También tendrá doble sentido de forma provisional el tramo de la calle Casta Álvarez entre Mossen Pedro Dosset y la calle Aguadores.

Publicidad