Viernes, 01 de Julio de 2022

La energía, su precio y la forma de generar nuevas fórmulas menos contaminantes son uno de los grandes retos de para los próximos años. En el caso de Zaragoza, el Ayuntamiento ha presentado un ambicioso plan de comunidades energéticas que quiere ser un referente nacional, y que tiene como objetivo suministrar energía verde a equipamientos municipales, polígonos industriales, comercios y hogares.

Este modelo se basa en un autoconsumo solar compartido, dando así servicios a los inmuebles y comunidades extendidas a menos de 500 metros de las mismas. En concreto, todo se engloba en el Plan Municipal de Impulso a la Transición Energética, cuyas primeras acciones han comenzado a ejecutarse de forma coordinada entre las Áreas de Urbanismo y Equipamientos y de Servicios Públicos y Movilidad.

Todo ello se engloba en tres planes concretos: equipamientos municipales, polígonos industriales y barrios solares (ciudadanos y comercios). Para ello se van a instalar placas fotovoltaicas aprovechando los espacios de titularidad municipal como son las cubiertas de edificios, algunos solares en propiedad del Ayuntamiento y la creación de marquesinas en aparcamientos públicos. Y el resultado final será convertir a Zaragoza en referente nacional en cuanto al autoconsumo de energía verde y sostenible, así como reducir la factura eléctrica tanto de las familias y pymes zaragozanas como del propio Consistorio.

Así lo han anunciado en rueda de prensa el titular municipal de Urbanismo, Víctor Serrano, y la consejera de Servicios Públicos, Natalia Chueca. “Este ambicioso plan, que comienza ya a dar sus primeros pasos efectivos y ejecutivos con acciones concretas, es fruto de un largo trabajo de diversas áreas municipales que han estudiado y desarrollado las distintas líneas de acción”, ha asegurado Serrano. “En cinco años se puede desarrollar un ecosistema en la ciudad que deje resuelto el aspecto del consumo energético y la sostenibilidad de Zaragoza a una década vista, siendo únicos en España y ejemplo a seguir”, ha apostillado el consejero de Urbanismo.

En la misma línea, Natalia Chueca ha indicado que este proyecto “supone un elemento más en la construcción de esa Zaragoza sostenible que poco a poco deja de ser un sueño para convertirse en una realidad tangible”. “Tenemos -ha recordado Chueca- el compromiso y la responsabilidad de ser una de las primeras cien ciudades climáticamente neutras en 2030, y las experiencias que nosotros vayamos implementando van a ser una referencia para el resto de Europa”.

EQUIPAMIENTOS MUNICIPALES

Por un lado, Urbanismo va a impulsar cuatro plataformas de energía fotovoltaica para dar servicio a algunos de sus edificios más singulares: Casa consistorial, Etopia, Edificio Seminario y Cuartel de Policía Local de La Paz. Es decir, se van a implantar en el entorno de los cuatro inmuebles municipales un total de 3.902 paneles solares (561 en la Casa Consistorial, 1.194 en el Seminario, 1.255 para el Cuartel de Policía y 892 en Etopia). Ya se han estudiado las cubiertas de estos edificios y los espacios públicos de su entorno dado que en los aparcamientos cercanos se podrían instalar marquesinas que dieran sombra a vehículos y sirvieran a su vez de cubierta para dichas placas solares, ha adelantado el consejero de Urbanismo, Víctor Serrano.

Además, en el caso específico para el edificio de Policía Local, Urbanismo no empleará aparcamientos públicos del entorno, sino que ya tiene dispuestos los pliegos, los estudios de viabilidad y las consultas con el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE) para la instalación de placas fotovoltaicas sobre las cubiertas de los bloques de nichos del Cementerio de Torrero. Esto permitiría en diferentes fases dar energía tanto al edificio de Policía como al Centro Comercial Puerto Venecia, con cuyos responsables ya se han entablado conversaciones, lo que abre así también las plataformas y comunidades energéticas al comercio de la ciudad.

En total, los cuatro inmuebles municipales mencionados tienen un consumo actual anual de 7,9 GWh de electricidad y 4,2 GWh de gas. Los objetivos marcados por el Ayuntamiento supondrán el ahorro de consumo de energía térmica del 15% y del 30% en energía eléctrica, “el ahorro económico será cercano a los 2,8 millones de euros anuales y se podrá reducir en un 40,5% las emisiones de CO2, generando 2,7 MWh eléctricos mediante energía solar fotovoltaica”, ha valorado Víctor Serrano.

Para todo ello, Urbanismo calcula una inversión total prevista de 5,5 millones de euros, de los que 4 millones se destinarán a instalar placas solares y el 1,5 restante a mejorar la eficiencia energética de las instalaciones: alumbrado, monitorización de consumos, sistema de telegestión, renovación de salas de calderas o mejora de los climatizadores.

RED INTERCONECTADA

Además, el modelo se quiere extender, siguiendo el ejemplo de estos cuatros inmuebles, a más equipamientos y edificios municipales. Para ello, Urbanismo ya ha iniciado la elaboración de un programa en el que se pretende involucrar al Cluster de la Energía y a la Universidad de Zaragoza, para poder desarrollar una especie de red interconectada entre los distintos equipamientos municipales, unos con otros, sin enganchar a la red para no pagar transporte, estableciendo así una red de placas fotovoltaicas y generación de energía donde el sobrante pueda ser compartido.

De esta manera, Zaragoza se convertirá así en la primera ciudad española y de las primeras en el ámbito europeo en apostar por este sistema de interconexión entre zonas de producción.

POLÍGONOS INDUSTRIALES

Por otra parte, el plan municipal de autoconsumo energético contempla la concesión de solares municipales para la producción de energía solar con destino al consumo compartido con pymes en los polígonos industriales de Cogullada, Empresarium y Malpica (el más avanzado de los tres). De esta manera, desde el consistorio ya se han iniciado los trámites con los gestores de los polígonos que han manifestado su interés por este proyecto.

En estos casos, Urbanismo ya ha estudiado y señalado las posibles parcelas donde desarrollar estos proyectos. En todas las opciones se trata de suelos de titularidad municipal y ya se han empezado a diseñar las posibles modificaciones del PGOU, de entidad menor, que serían necesarias para facilitar el desarrollo de las instalaciones fotovoltaicas.

HOGARES Y COMERCIOS

Y, por último, el plan municipal pretende crear, empezando en la Margen Izquierda de la ciudad, múltiples comunidades de autoconsumo compartido de energía eléctrica renovable dirigidas tanto a domicilios particulares como a comercios ubicados en un radio máximo de 500 metros. Se calcula que, en total, se podrían beneficiar más de 20.000 hogares y 200 negocios.

Para ello, el Área de Servicios Públicos y Movilidad llevará ya a la próxima reunión del Gobierno de Zaragoza un expediente para someter a información pública los pliegos administrativos y técnicos que regirán la concesión del uso de espacios públicos de estacionamiento para la producción de energía fotovoltaica, usando para ello marquesinas equipadas con placas solares.

Estas marquesinas se ubicarán en zonas de estacionamiento ya existentes y serán instaladas, mantenidas, operadas y gestionadas por los concesionarios a lo largo de un periodo de 25 años. El objetivo final es aprovechar el espacio disponible en el dominio público que se utiliza como estacionamiento para instalar Centrales de Producción Fotovoltaica que, además, generarán estacionamientos en sombra para los vehículos.

Los concesionarios crearán comunidades de autoconsumo compartido de energía eléctrica renovable, dirigidas tanto a domicilios particulares y comercios ubicados en un radio máximo de 500 metros como al propio Consistorio. Así, se conseguirá generar electricidad sin emisiones con rebajas mínimas en la factura de la luz de un 30% durante la concesión, rebaja que se incrementará una vez sea amortizada la inversión. Los pliegos que se someten a exposición incluyen, además, cláusulas específicas para favorecer a las familias más vulnerables.

En la presentación, Natalia Chueca ha destacado que “esta iniciativa llega en un momento en el que la ciudadanía está especialmente preocupada por la inflación y por el alto precio de la energía. Poder ayudar a rebajar ese nivel de gasto en las familias es hoy por hoy prioritario y nuestro objetivo es poder extender este tipo de propuesta a otros puntos de Zaragoza”.

Para ello, en Servicios Públicos y Movilidad tienen previsto licitar este proyecto en tres lotes:

– Diez marquesinas en el Actur (en calles sin salida con un amplio estacionamiento central), con unos 2,1 megavatios de potencia. Estarían en las calles Margarita Xirgú, Pedro Saputo, Pedro Laín Entralgo, Juan Ramón Jiménez, Octavio Paz, Manuel Mujica Laínez, José Donoso y avenida José Atarés (Pabellón Siglo XXI).

– Dos en Marqués de la Cadena (frente al Lidl), Ronda Hispanidad/La Jota (Colegio La Estrella), con 0,8 megavatios.

– Y dos más en el estacionamiento de Macanaz y en Santa Isabel (junto a Avenida Real Zaragoza), de 1 megavatios.

Aparcar en estos espacios no tendrá coste -salvo si coincidiera con zona de estacionamiento regulado- y las marquesinas tendrán gálibo suficiente como para acoger coches y furgonetas. Las empresas que resultaran adjudicatarias podrían optar a acogerse a las ayudas europeas que distribuye el IDAE a través del Gobierno de Aragón.

Publicidad