Miércoles, 31 de Mayo de 2023

Juan Carlos Carcedo y Miguel Montes Torrecilla viven sus últimas horas en el Real Zaragoza debido a la gran crisis de resultados que asola al equipo aragonés. La decisión, consensuada entre todos los accionistas del club, parece estar tomada y su futuro no estará en la capital aragonesa, salvo giro radical de los acontecimientos. Carcedo fue el entrenador elegido por Sanllehí para liderar el nuevo proyecto zaragocista, pero su dinámica deportiva han hecho que el desenlace llegue mucho antes de lo esperado.

Publicidad

Por su parte, Torrecilla llegó al conjunto maño en diciembre de 2020, en sustitución de Lalo Arantegui y con una crisis de resultados alarmante. Torrecilla no ha terminado de calar entre la afición zaragocista, con muchos fichajes frustrados y pocos aciertos en un Real Zaragoza que nunca ha terminado de despegar con su llegada a la capital aragonesa.


Publicidad


Sorprendió en verano que una de las primeras decisiones del nuevo director general, Raúl Sanllehí, fuera la renovación por una temporada más de Torrecilla. En ese momento, el directivo catalán explicaba que “ha sido un proceso natural y nos hemos conocido más en persona. Tiene un conocimiento de la categoría excelente, conoce el club y lo que viene de abajo. Ha demostrado un compromiso con el Real Zaragoza que está fuera de toda cuestión. Tomó un riesgo cuando vino al Zaragoza y además, sabe trabajar dentro del presupuesto. Trabajo muy a gusto con Miguel y continuar trabajando con el ha sido un proceso natural”.


Publicidad


Sanllehí ya trabaja para firmar en los próximos días a un entrenador y un director deportivo de su confianza que tenga tiempo suficiente para afrontar varias salidas y llegadas en el próximo mercado invernal y redirigir el rumbo del equipo. La salida de Carcedo no parecía probable en un primer momento, pero el último partido encendía todas las alarmas. El equipo todavía está a tiempo de todo, aunque el objetivo prioritario ahora mismo es lograr cuanto antes la permanencia.

En cuanto a los posibles movimientos de la plantilla, el club trabajará para seguir apuntalando el equipo en la zona de ataque. Gueye no está terminando de adaptarse y no se descarta intentar una salida del futbolista senegalés, aunque parece complicado.

El calendario le va a dar una tregua al equipo, con el parón liguero debido a la disputa de la primera ronda de la Copa del Rey. El conjunto aragonés visitará al Diocesano y el club tendrá tiempo para intentar revertir la situación en la Liga Smartbank con nuevos responsables.