Jueves, 11 de Agosto de 2022

El Real Zaragoza vuelve a tener este jueves la oportunidad de cortar su pésima racha de resultados, con el partido que le enfrenta al Burgos en el estadio de El Plantío. El conjunto de JIM se encuentra en puestos de descenso, tras empatar de forma consecutiva los últimos 9 partidos.

Publicidad

El entrenador alicantino volverá a tener las importantes bajas de Valentín Vada y de Juanjo Narváez, aunque ambos futbolistas ya han comenzado a entrenar con el resto de sus compañeros.

Enfrente estará el Burgos, un equipo que llega de perder 4-0 frente al Tenerife en la última jornada y que en su estadio ha jugado 6 partidos, con 3 victorias, 2 empates y tan sólo una derrota, la que cosechó frente al Eibar el pasado agosto.

JIM ha repasado la actualidad del equipo tras el último empate frente al Mirandés. “El luto duele, como no puede ser de otra manera. Tenemos la suerte de competir ya mañana y estamos al 100% pensando en Burgos. Tenemos el partido en Burgos tan rápido como necesario para quitarnos el mal sabor de boca”.

El técnico zaragozano ha vuelto a ser autocrítico con la situación que vive el equipo. “El equipo en la suma de las jornadas hay más cosas positivas que negativas, aunque siempre te quedas con lo último que ha pasado. No podemos poner paños calientes, aquí hay que ganar y la línea del equipo me hace estar positivo. Estoy convencido de que mañana termina la mala racha”.

Sobre los lesionados Narváez y Vada, JIM explicaba que “ayer ya se incorporaron una parte con el grupo, sigue siendo prematuro para esta semana, tienen lesiones muy traicioneras, pero los jugadores tienen buenas sensaciones”.

Por último, JIM explicaba que una victoria podría cambiar todo. “A nivel de fe personal del jugador le puede hacer crecer, esperamos que 3 puntos nos cambie todo, sobre todo a nivel de confianza que se ha podido ir perdiendo con el paso de las jornadas”.