Martes, 04 de Octubre de 2022

Casademont femenino sigue reforzando su plantilla de cara a la próxima temporada y ya tiene a sus dos primeros fichajes, Helena Oma y Serena-Lynn Geldof. Se trata de dos incorporaciones de auténticas garantías para afrontar una temporada que puede volver a ser muy ilusionante para la `Marea Roja´.

Publicidad

Helena Oma es una jugadora polivalente y de intenso carácter defensivo, Oma (Terrassa, Barcelona – 1996) se une al perímetro rojillo, procede del Maquinaria Durán Ensino, donde coincidió media campaña con el técnico Carlos Cantero y compartió vestuario con las también rojillas, Vega Gimeno y Merritt Hempe.

A sus 26 años, Oma cuenta con experiencia en la Liga Femenina Endesa, comenzó en Girona (17-18), aunque acabó la temporada en La Seu, antes de regresar durante dos campañas y media al equipo catalán. En enero de ese ejercicio, se enroló en el equipo de Ensino hasta este momento, desde donde llega a Casademont Zaragoza. En el equipo gallego ha firmado unos promedios de 7,8 puntos y 4 rebotes en los 25 minutos que ha disputado de media en los 25 partidos disputados.

La otra jugadora que reforzará al equipo rojillo es Serena-Lynn Geldof, que aportará centímetros a la pintura rojilla, como ha hecho en el club del que procede, Campus Promete, para ser un año más una de las jugadoras de mayor altura en la Liga Femenina Endesa.

Además de jugar en Logroño, militó la campaña anterior en el Cadí La Seu, primer club español. En Bélgica, siendo muy joven militó en el BBC Kangoeroes Boom (14-15 y 15-16) y Sint Katelijne Waver (13-14), antes de enrolarse dos temporadas en el BC Belfius Namur Capitale. De ahí dio el salto durante dos años más a la NCAA con la Universidad de Miami. Esta pasada campaña en la Liga Femenina Endesa, la belga firmó 5 puntos y 2,8 rebotes en los 15 minutos de media por encuentro. Además, Geldof es asidua en la selección de Bélgica.

Las dos jugadoras se unen al proyecto de Carlos Cantero, que buscará mejorar los éxitos de la pasada campaña, donde el conjunto aragonés caía en los cuartos de final del playoff frente al Cadí La Seu.