Miércoles, 07 de Diciembre de 2022

Carlos Mayo vuelve a hacer historia, esta vez tras lograr la mínima en los 10000 para los Juegos Olímpicos de Tokio. El aragonés sigue en un gran estado de forma y ayer por la noche lograba la tercera mejor marca española de todos los tiempos con 27:25.00 en Birmingham, en una carrera para el recuerdo.

Publicidad

Carlos Mayo no sólo superó su marca personal, sino que lograba la mínima olímpica tras cuatro años sin correr en esta distancia. Además, con ese registro termina 3º en la Copa de Europa. Mayo se convierte en el tercer español más rápido de la historia de la prueba tras Fabián Roncero (27:14.44) y José Ríos (27:22.00).

El atleta aragonés también batía a todo un mítico, como Mo Farah, que terminaba octavo en la prueba. Mayo quiso agradecer tras la carrera a todas las personas que le apoyaron durante su preparación: “Es el día más feliz de mi vida, todavía no he asimilado lo que ha pasado. Es el momento de agradecer a todo el mundo que ha estado a mi lado todo este tiempo. Les debo mucho a todos, no sé cuánto tardaré en asimilar esto, ahora a disfrutar del momento”, aseguraba Mayo tras hacer historia en Birmingham.

Mayo recibió muchos elogios tras la prueba, como los de su amigo y compañero Toni Abadía