Sabado, 25 de Septiembre de 2021

Carlos Mayo cumplía hoy su sueño de competir en unos Juegos Olímpicos y lo hizo en la final de los 10.000 metros. El atleta aragonés ya avisaba en la previa que era imposible conseguir medalla, pero la ilusión por competir no se la quitaba nadie. El premio era estar presente en Tokio.

Publicidad

Mayo ha sido decimotercero con un tiempo de 28:04.71 en su debut en unos Juegos Olímpicos, en una gran carrera en la que el atleta ha rendido por encima de las expectativas. Para Mayo, un buen resultado era terminar entre los 16 primeros, de los 25 que competían en la prueba. Estar entre los 25 mejores atletas del mundo ya ha sido todo un éxito para el corredor zaragozano. 

Mayo conseguía en Birmingham la mínima para poder estar en la final que se ha disputado hoy en Tokio. Lo hizo con un tiempo de 27.25.00, la tercera mejor marca de la historia de España. La medalla de oro ha sido el ethiope Barega con un tiempo total de 27:43. Barega quedaba por delante de los ugandeses Cheptegei Kiplimo, que completaron el podio.

Muchos deportistas y personalidades aragonesas felicitaban al atleta, incluido el CSD, que publicaba un tweet elogiando la actitud del corredor