Domingo, 05 de Diciembre de 2021

Casademont Zaragoza volvía a la competición doméstica tras su fracaso en Europa, donde quedaba eliminado de la FIBA Europe Cup esta misma semana tras perder en el Príncipe Felipe contra el Hapoel Gilboa Galil. El equipo de Ponsnarnau visitaba el Pabellón Olímpico de Badalona para enfrentarse al Joventut, en busca de la quinta victoria en Liga Endesa.

Publicidad

Jaume Ponsarnau alineaba un cinco inicial formado por Hlinason, Mobley, San Miguel, Radoncic y Okoye. El choque comenzó igualado, con dos equipos que no podían macharse en el marcador y donde Joventut mandaba 20-17 al final del primer cuarto.

En segundo cuarto comenzó con 4 puntos de Waczynski y un triple de Vanwijn que ponía a Casademont 30-34. El encuentro siguió con una igualdad máxima entre ambos conjuntos, llegando al tiempo de descanso 35-35. Destacó el polaco Waczynski en el equipo rojillo con 9 puntos.

Tras el descanso, Casademont no comenzó bien, perdiendo de 8 a falta de 5 minutos para llegar al tercer cuarto. Poco a poco, el equipo rojillo volvió a acercarse al marcador y se puso por delante a falta de 1:22, pero el tercer cuarto terminaba 55-52.

En el último cuarto, Casademont se vino abajo y Joventut lograba distanciarse en el electrónico, llevándose el partido 84-78. El equipo maño estuvo en el partido en todo momento, dejando sensaciones positivas, pero encajaba su sexta derrota de la temporada. Los mejores en el equipo de Ponsarnau fueron Waczynski y Radoncic.

Tras este partido, Casademont Zaragoza jugará su último partido de la FIBA Europe Cup frente al Reggio Emilia italiano, este miércoles, sin nada en juego para el conjunto rojillo.