Domingo, 05 de Diciembre de 2021

Casademont Zaragoza afrontaba la quinta jornada de la FIBA Europe Cup con la obligación de ganar su partido contra el Hapoel Gilboa Galil y esperar la derrota del Reggio Emilia contra el Avtodor Saratov para no quedar eliminado.

Publicidad

Ponsarnau alineaba un cinco inicial formado por San Miguel, Mobley, Okoye, Radoncic y Hlinason. El encuentro comenzó bien para Casademont, que se puso rápido 9 arriba a falta de 6 minutos para concluir el primer cuarto. El conjunto aragonés era muy superior a un Hapoel que llegaba a Zaragoza eliminado de la competición. El primer cuarto terminaba 21-12 para Casademont, con una gran actuación de Radoncic.

En el segundo cuarto, Hapoel se mostró superior a Casademont en los primeros minutos, llegando a ponerse a tan solo 4 puntos. Los de Ponsarnau reaccionaron, pero tras ponerse 8 arriba, dos triples consecutivos de Brisker dejaban al conjunto israelí a 2 puntos a falta de 3:44. Radoncic seguía a un gran nivel, siendo el más destacado de Casademont. El choque llegaba al tiempo de descanso 46-40.

Tras el paso por vestuarios, Casademont y Hapoel volvieron a estar más igualados de lo previsto. La escuadra zaragozana lograba mantener una distancia de 5 puntos, a falta de los últimos 10 minutos para el final.

En los últimos minutos, Casademont se vino abajo, dejándose remontar el partido ante Hapoel. A falta de 23 segundos, Casademont perdía de 4, pero un triple de Waczynski dejaba al equipo maño a tan solo 1 punto a falta de 16 segundos. Hapoel se volvía a poner a 3, con 12 segundos por delante. Una antideportiva del equipo israelí dejaba a Casademont con la posibilidad de empatar el choque, pero Okoye fallaba el triple y Hapoel se llevaba el partido 78-80. Con este resultado, Casademont quedaba eliminado de la FIBA Europe Cup.

Tras este encuentro, el conjunto rojillo tendrá competición doméstica el fin de semana contra Joventut y volverá a la competición europea el próximo miércoles, en el partido que le enfrentará al Reggio Emilia en el Príncipe Felipe, sin nada en juego.