Lunes, 06 de Diciembre de 2021

Casademont Zaragoza afrontaba el último partido de la temporada en la FIBA Europe Cup con el objetivo de intentar lograr la victoria, aunque no hubiera nada en juego para el conjunto rojillo. El equipo de Ponsarnau recibía al Reggio Emilia, un equipo que se jugaba el primer puesto de grupo.

Publicidad

Jaume Ponsarnau alineaba un cinco inicial formado por Javi García, Mobley, Okoye, Vanwijn y Thompson. El choque comenzó con un 5-2 para Casademont en los primeros compases del partido. El primer cuarto estuvo marcado por el debut con el primer equipo del canterano Aday Mara. Los primeros 10 minutos terminaban 14-22 para el conjunto italiano.

El segundo cuarto comenzó con un triple de Sipahi que acercaba a Casademont en el electrónico. Reggio Emilia seguía a lo suyo, controlando el partido y mandando en el marcador. Sipahi volvía a anotar de 3 para acercar a Casademont, pero el choque llegaba al tiempo de descanso 30-36 para el equipo transalpino. Destacaron Thompson y Sipahi con 6 puntos cada uno.

Tras el descanso, Casademont se mostraba ligeramente superior a su rival y dos triples de Sipahi y Ramón Vilá acercaban al conjunto rojillo al Reggio Emilia, poniéndose a tan sólo 3 puntos. Los de Ponsarnau daban un paso adelante y lograban remontar el choque, terminando el tercer periodo 28-21. El partido llegaba al último y definitivo cuarto con un ajustado 58-57.

En los últimos 10 minutos, Casademont continuaba con su firme intención de llevarse la victoria en su último partido europeo de la temporada. El equipo maño lograba distanciarse en el marcador a falta de 5 minutos tras un triple de Javi García y otro de Vanwijn. Okoye también estuvo entonado en los instantes finales. El encuentro llegaba a su final con una victoria de Casademont 82-77 sobre Reggio Emilia

Tras este partido, Casademont Zaragoza volverá a la competición doméstica, donde debe centrar todos sus esfuerzos para lograr victorias. El sábado se enfrentará al Obradoiro, a partir de las 18h en tierras gallegas.