Miércoles, 20 de Octubre de 2021

Casademont Zaragoza disputará este sábado su cuarto partido de liga, el tercero que jugará en el Príncipe Felipe, que ya contará con el 80% del aforo disponible. Jaume Ponsarnau afronta el partido frente a su ex equipo, Valencia Basket, donde estuvo las últimas tres temporadas.

Publicidad

Valencia Basket no ha comenzado de la mejor forma esta temporada. Los valencianos llegarán al pabellón Príncipe Felipe sin Xabi López-Aróstegui y Klemen Prepelic, debido a sendas lesiones de tobillo, Sam Van Rossom, por una lesión muscular en los isquiotibiales y Mike Tobey, a causa de una osteítis en el pubis, que han hecho que los de Joan Peñarroya sumen dos derrotas y una victoria en estas tres primeras jornadas.

El técnico de Casademont reconocía las ganas que tienen de vivir el ambiente en el Príncipe Felipe con el 80% del aforo disponible. “Detrás del baloncesto hay unas emociones, un entusiasmo, que con público tiene mucho más sentido. Queremos vivir este espectáculo con nuestra gente en el Felipe”.

Ponsarnau también tenía palabras de cariño para el conjunto naranja. “Me permitió competir por lo máximo, con grandes jugadores y posibilidades. Era una realidad de máxima exigencia que me hizo mejor entrenador, más completo”.

Sobre las posibles bajas del equipo rojillo para el choque de mañana, Ponsarnau explicaba que “Jamel McLean y Adam Waczynski están un poco más cogidos con pinzas pero llegarán todos al partido”.

El choque dará comienzo a las 20:45h, en el Príncipe Felipe. Un partido que podría dejar a Casademont a tan sólo una victoria del líder de la categoría, mientras que Valencia busca igualar a Casademont en la clasificación de la Liga Endesa.