Martes, 07 de Diciembre de 2021

Casademont Zaragoza sigue con la reconstrucción de su plantilla en plena temporada. La mala planificación en verano está haciendo que Pep Cargol siga buscando las mejores opciones para reforzar al equipo tras un pésimo inicio de temporada. Las lesiones están lastrando mucho al conjunto aragonés, que se ha visto obligado a cambiar su hoja de ruta sobre la marcha.

Publicidad

El último movimiento de la escuadra aragonesa ha sido la salida de Jamel McLean. El club hacía oficial que el jugador estadounidense dejaba de ser jugador de Casademont Zaragoza, tras el acuerdo alcanzado por ambas partes. Tras la salida de McLean, el club libera una plaza de extracomunitario que podría utilizar para la llegada de un nuevo base.

McLean ha promediado 9 puntos y 4 rebotes en esos 6 encuentros de Liga Endesa en los 16 minutos disputados de promedio en pista, dejando su mejor actuación en la cancha del Lenovo Tenerife, donde firmó 17 puntos y 7 rebotes. En Europa, solo pudo disputar dos encuentros al caer lesionado en la cancha del Hapoel Gilboa Galil en Israel.

El club le deseaba lo mejor a través del comunicado sobre su rescisión de contrato. “Desde Casademont Zaragoza, queremos agradecer la profesionalidad y predisposición mostradas en todo momento por el jugador, al tiempo que le deseamos suerte en su próxima etapa profesional”.

El equipo rojillo no está pasando por un buen momento deportivo y sigue anclado en la zona baja de la Liga Endesa. Los de Ponsarnau no pudieron superar este pasado sábado a Obradoiro, un rival directo en su particular lucha por evitar el descenso.

Casademont tendrá ahora casi dos semanas completas de trabajo para preparar de la mejor forma posible la visita del Real Madrid, que será el próximo 4 de diciembre a las 20:45h en el Príncipe Felipe.