Miércoles, 07 de Diciembre de 2022

Partido vital para Casademont Zaragoza el que disputaba frente a Obradoiro, un rival directo en la lucha del equipo aragonés por mantener la categoría. Los de Dragan Sakota recibían en el Príncipe Felipe a un conjunto que sumaba una victoria más que los rojillos y que tiene el mismo objetivo, la permanencia.

Publicidad

Sakota alineaba un cinco inicial formado por Jordan Bone, San Miguel, Yusta, Radoncic y Deon Thompson. El encuentro comenzó como se esperaba, igualado, con los dos equipos muy parejos en los primeros minutos. Monbus Obradoiro superaba ligeramente a Casademont al final de los primeros 10 minutos, 20-22.

En el segundo cuarto, Casademont despertó y comenzó a jugar mucho mejor que su rival, llegando a tener ya una ventaja considerable, con 7 arriba a falta de 5 minutos para el descanso. Los de Sakota desaprovecharon esa ventaja y el equipo gallego logró darle por completo la vuelta al marcador, llegando al descanso 39-44.

El tercer cuarto comenzó con una única idea en Casademont, remontar y llegar con ventaja a la recta final del choque. Empezaron bien los aragoneses, con un parcial de 5-0 que empataba el partido. Sean Kilpatrick destacaba en el equipo maño por primera vez desde su llegada hace unas semanas. Casademont supo jugar bien los últimos segundos del tercer cuarto, llegando a los últimos 10 minutos con una ventaja de 65-58.

En el último cuarto, Obradoiro se volvía a meter en el partido con un parcial de 0-6. La escuadra maña supo reaccionar y lograba devolver el parcial. La ventaja se iba haciendo cada vez mayor y Casademont tenía en el bolsillo un triunfo vital en su camino hacia la permanencia. El choque concluía 80-73 , consiguiendo también el basketaverage. 

Tras este partido, Casademont Zaragoza jugará uno de los partidos más complicados de la temporada el próximo sábado, recibiendo al F.C Barcelona, líder destacado de la Liga Endesa y uno de los favoritos al título final.