Viernes, 07 de Octubre de 2022

El verano avanza y Casademont Zaragoza sigue dando pasos importantes en la confección de su plantilla de la próxima temporada. El equipo zaragozano, en plena pretemporada, confirmaba la llegada de Maodo Nguirane, que completará el juego interior del conjunto rojillo.


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Se trata de un pívot senegalés, físico y de 210 centímetros de altura, que llega procedente de la Liga NM 1 francesa. Su primer equipo fue el Baloncesto Torrejón, antes de llegar al Clínicas Rincón, filial del Unicaja de Málaga. En 2014 formó parte de la primera plantilla malagueña a todos los efectos, disputando la Liga Endesa y la Euroliga. Tras su estancia en Andalucía, inicia su andadura por la LEB Oro, jugando para Basket Navarra, y el curso siguiente para el TAU Castelló en la temporada 2016- 2017.

La temporada pasada formó parte del Rueil francés, con promedios de 9,1 puntos y 5,8 rebotes. Con este refuerzo, Casademont se queda muy cerca de cerrar la plantilla del próximo curso, con el claro objetivo de no sufrir tanto como la temporada anterior, donde estuvo cerca de descender a la Liga Leb Oro.

VALORACIÓN DE TONI MUEDRA

Como es habitual con cada fichaje del equipo maño, Toni Muedra, director deportivo, valoraba la llegada del nuevo jugador. “Con Maodo completamos la rotación interior, se trata de un pívot de fuerte físico, con buen tamaño, que conoce la competición ya que se formó en España y ha trabajado en otros clubes y con buenos entrenadores”.

Conoce la liga y esperamos de él que complemente a los pívots que tenemos, que nos dé un punto de dureza física en el día a día y en los partidos. Viene con la idea, después de estar temporadas fuera, de volver a la liga y hacer un trabajo de defensa, de rebote, y darnos un punto de dureza dentro de la rotación del equipo”, afirmaba Muedra.