Martes, 04 de Octubre de 2022

Casademont Zaragoza afrontaba el encuentro más complicado de la temporada con el único objetivo de dejar una buena imagen e intentar dar la sorpresa en el Wizink Center de la capital madrileña.

Publicidad

Para este choque, Ponsarnau recuperaba a Santi Yusta y a Deon Thompson, mientras que en el Real Madrid, Tavares y Rudy eran baja. El técnico del equipo aragonés sacaba de inicio un cinco titular formado por Yusta, Font, Bone, Vanwijn y Thompson.

El choque comenzó con un Real Madrid muy superior, superando en todo a Casademont, que veía como el primer cuarto terminaba con una ventaja muy importante para los de Laso. Los primeros 10 minutos concluían 28-7 para el equipo blanco.

En el segundo cuarto, los de Ponsarnau mejoraron en la anotación, igualando al equipo local y endosando un 25-26 tras un parcial de 0-10, que hizo que el Real Madrid no aumentara su ventaja en el descanso. El choque dejó también la vuelta de Trey Thompkins ocho meses después de su grave lesión.

El equipo madrileño tenía el partido completamente controlado y Casademont tan sólo pudo jugar a no irse del partido y aguantar la distancia en el electrónico. El tercer cuarto terminaba 21-17 para el equipo blanco.

El choque terminaba con un contundente 94-69, tras unos primeros 20 minutos decisivos en los que el Real Madrid dominó a Casademont y tan sólo tuvo que aguantar su ventaja en el marcador tras el descanso. Destacó en el equipo aragonés Jordan Bone con 12 puntos, los mismos que anotó el polaco Adam Waczynski.

Tras este encuentro, Casademont preparará su próximo encuentro en la Liga Endesa, que será el 26 de enero contra el Ucam de Murcia, el choque que se tuvo que suspender hace unos días por varios casos de Covid en el rival.