Miércoles, 06 de Julio de 2022

Casademont Zaragoza anunciaba este pasado domingo la llegada del técnico balcánico Dragan Sakota y también la del escolta norteamericano Sean Kilpatrick, un gran refuerzo en un momento clave. Tanto Sakota como Kilpatrick han llegado a un acuerdo con el club hasta final de temporada, con el claro objetivo de conseguir la permanencia en la categoría.

Publicidad

El conjunto aragonés mejoró su imagen en el último partido frente a Valencia Basket, pero sigue en una situación muy complicada en la tabla, tan sólo una victoria por encima del descenso, pero con un partido más que San Pablo Burgos y Real Betis.

El próximo encuentro de liga es crucial para los intereses del equipo aragonés y es que se verán las caras con San Pablo Burgos, el actual penúltimo clasificado que tan sólo lleva una victoria menos que los rojillos. Será del debut de Dragan Sakota y también de Sean Kilpatrick, en un partido vital.

El calendario no es nada sencillo para Casademont, que tras visitar a San Pablo Burgos recibirá a Joventut. Además, la siguiente jornada volverá a visitar a otro rival directo, el Real Betis, en dos salidas consecutivas que pueden meter en más problemas al conjunto maño o todo lo contrario.

Por el Príncipe Felipe también pasarán hasta final de temporada Obradoiro, F.C Barcelona, Bilbao Basket y Morabanc Andorra. Mientras que lejos de Zaragoza tendrá que visitar las pistas de Burgos, Betis, Breogán, Baskonia y Ucam de Murcia.

Se esperan meses de mucha tensión en el seno del equipo zaragozano, que tiene dos meses por delante para poder lograr una permanencia que es obligada, ya que descender sería un duro golpe al proyecto de Casademont.