Miércoles, 17 de Agosto de 2022

Casademont Zaragoza volvía a la competición tras tener descanso el fin de semana y es que el choque de esta noche frente a Fuenlabrada se pospuso del sábado a este mismo lunes. El equipo de Ponsarnau llegaba al partido con la intención de conseguir la segunda victoria consecutiva que le alejara todavía más de los puestos de descenso.

Publicidad

Ponsarnau alienaba un cinco titular formado por Bone, Yusta, Radoncic, Cook y Thompson. El encuentro comenzó como viene siendo habitual en Casademont, con el rival superando en el marcador al equipo rojillo. Fuenlabrada doblada al equipo aragonés 16-8 a falta de 3:30 para llegar al final del primer cuarto. Los primeros 10 minutos concluían con un 26-11 en el electrónico que ha hacia ir a remolque a los aragoneses.

En el segundo cuarto, Casademont comenzó con un 0-4 de parcial. El conjunto aragonés intentó acercase en el marcador, pero el choque llegaba al tiempo de descanso 35-23, con Vanwijn como hombre más destacado con 7 puntos.

Tras el tiempo de descanso, Fuenlabrada empezó el tercer cuarto con un 5-0 de parcial que aumentaba su distancia. Los locales también se llevaban el tercer cuarto 23-20. En el último y definitivo cuarto, Casademont no pudo darle la vuelta al partido y caía 77-55, en un partido en el que no tuvo ninguna opción de ganar.

Tras este partido, Casademont volverá a jugar este sábado contra Unicaja de Málaga, en el Príncipe Felipe, en el que será otro encuentro frente a un rival directo por evitar el descenso de categoría.