Sabado, 22 de Enero de 2022

El Real Zaragoza conseguía ayer la permanencia en la Liga Smartbank a falta de dos jornadas para el final. El equipo blanquillo está realizando una de las peores temporadas de su historia, en la que únicamente ha luchado por no descender, terminando muy lejos de los primeros puestos de la tabla. Un año muy duro, con tres entrenadores, una crisis nunca vista en el club y con la afición lejos de su equipo debido a la pandemiaTras conseguir la ansiada permanencia, el aficionado se pregunta: ¿Y ahora qué? Son muchas las dudas en torno al equipo aragonés.

Publicidad

Miguel Montes Torrecilla, director deportivo, tendrá que comenzar un nuevo proyecto al frente del equipo zaragocista y lo primero será elegir a su director de orquesta: el entrenador. JIM se ha ganado seguir al frente del equipo tras coger las riendas del conjunto blanquillo en penúltima posición, muy lejos de la permanencia (a 4 puntos) y en una caída libre que parecía difícil de frenar.

El alicantino ha obrado el milagro de la salvación a falta de dos jornadas para el final. El actual entrenador del Real Zaragoza es el mejor colocado para volver a comenzar un proyecto (tiene contrato una temporada más ) que tiene que tener como principal objetivo volver a la máxima categoría del fútbol español.

Otro de los temas que más preocupa entre los aficionados del Real Zaragoza es la venta de talento. Francés, Francho, Azón y Narváez son los futbolistas con mejor cartel en estos momentos y la SAD podría plantearse la venta de alguno de estos activos para mejorar su situación financiera, algo que lastraría el proyecto deportivo.

La dirección deportiva también busca la continuidad de varios cedidos, como Sanabria o Peybernes, sobre todo la del central francés, que ha demostrado un buen nivel en este tramo final de campaña.

Por último, el cambio accionarial es otro de los posibles movimientos dentro de la entidad previstos para este verano. La situación económica, el cansancio de varios propietarios o el posible interés de varios inversores, podría propiciar un cambio de rumbo en la dirección del Real Zaragoza.