Domingo, 05 de Diciembre de 2021

La Romareda podría albergar un partido de fútbol de la selección española absoluta en este próximo año 2022. El actual presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, está dispuesto a llevar al combinado nacional a Zaragoza, entre otras cosas, para celebrar los 100 años de la Federación Aragonesa.

Publicidad

La última vez que ‘La Roja’ visitó Zaragoza fue hace ya 19 años, en el encuentro que le enfrentó a Grecia en un partido valedero para la clasificación de la Eurocopa del 2004. Dicho encuentro terminó 0-1 y el conjunto español estaba dirigido en esos momentos por Iñaki Sáez, contando en sus filas con jugadores de la talla de Casillas, Morientes, Puyol o Raúl González Blanco.

Óscar Fle, presidente de la Federación Aragonesa, lleva tiempo intentando que la selección española vuelva a Zaragoza y sus buenas relaciones con Rubiales lo podrán hacer posible el año que viene. Informa ‘Heraldo de Aragón’, que ya está prevista una reunión en los próximos días entre Rubiales, Jorge Azcón y Javier Lambán, para estudiar las actuaciones necesarias para dejar el campo con el mínimo exigible para acoger el encuentro. En estos momentos, tal y como está el estadio zaragozano, sería imposible la disputa de un partido oficial del combinado nacional.

Será un partido amistoso, preparativo para el mundial de Qatar, que se celebrará en el invierno de 2022. El conjunto de Luis Enrique lograba su clasificación al mundial este pasado domingo, con la victoria 1-0 sobre Suecia. Además, la selección española sub 21 también podría jugar durante el año 2022 en territorio aragonés, dentro de la celebración del centenario de la FAF.

En las últimas semanas, La Romareda ha vuelto a estar en la agenda política aragonesa, con un consenso mayoritario de todos los partidos para tomar una decisión en firme. El estado del vetusto estadio maño hace imposible la celebración de eventos multitudinarios o incluso la disputa de competiciones europeas si algún año el Real Zaragoza lograra clasificarse. De momento, está lejos de contar con el visto bueno de la UEFA.