Jueves, 16 de Septiembre de 2021

El Real Zaragoza afrontaba el partido frente al Castellón con la opción de conseguir la salvación matemática en caso de victoria. El equipo de JIM podía cerrar una temporada para olvidar, en la que ha estado todo el año en la parte baja de la tabla.

Publicidad

El técnico alicantino del conjunto blanquillo alineaba de inicio a Cristian Álvarez, Tejero, Peybernes, Francés, Nieto, Zapater, Eguaras, Bermejo, Francho, Narváez e Iván Azón. El choque comenzó igualado en los primeros minutos, sin ningún acercamiento.

La primera llegada peligrosa fue para el Castellón, cuando Francés mandaba a córner una falta de Rubén Díez. En el 13’, en la primera llegada del conjunto blanquillo, Francho hacía el primer gol del partido, tras un gran derechazo al que no pudo hacer nada el zaragozano Óscar Whalley. Tejero puso un gran centro en el 21’, pero Azón no pudo llegar para rematar delante de del guardameta rival.

Mathieu Peybernes tuvo que ser atendido a falta de 10 minutos para el final de la primera parte por un golpe en su pierna derecha. El Castellón buscaba el empate en los minutos finales del primer tiempo, con varios centros que sacó bien la zaga blanquilla. El encuentro llegaba el tiempo de descanso con la ventaja momentánea del Real Zaragoza por 1-0.

La segunda parte comenzó sin cambios en el Real Zaragoza, a pesar del golpe que recibió Peybernes al final del primer periodo. No pudo comenzar de la mejor forma esta segunda parte, cuando Azón cabeceó un córner para hacer el segundo del partido, dejando la permanencia muy encaminada. Narváez tuvo una buena oportunidad para hacer el tercero, pero eligió de la peor forma posible, estrellando su disparo contra un rival.

El Real Zaragoza dominaba el partido y gozó de varias ocasiones para hacer el tercero. En el 62’ Azón provocaba un penalti que tuvo que ser señalado por el VAR.  Tejero transformaba la pena máxima a lo ‘panenka’, poniendo el 3-0 en marcador.

En el 67’, JIM daba entrada a Sanabria y Atienza, por Iván Azón y Peybernes. El uruguayo estuvo cerca de hacer el cuarto, con un disparo que se fue alto. Zapater y Bermejo dejaban el terreno de juego y en su lugar entraban Zanimacchia e Igbekeme. También tuvo minutos Haris Vuckic, que entró sustituyendo a Narváez. El marcador ya no se movería, con el 3-0 en el electrónico. 

Con esta victoria, el Real Zaragoza logra la ansiada permanencia en la Liga Smartbank, tras una temporada para olvidar, que llenó de sufrimiento a la afición zaragocista hasta esta antepenúltima jornada.

Tras este partido, el conjunto blanquillo apenas tendrá tiempo para preparar su próximo compromiso liguero, que será el lunes a las 21h frente al Mallorca en tierras baleares. Dos partidos para terminar el campeonato liguero, en el que el Real Zaragoza luchará por terminar de la mejor forma posible en la clasificación.