Domingo, 19 de Septiembre de 2021

La SD Huesca ha logrado llegar a la última jornada dependiendo de sí mismo, toda una hazaña viendo la situación del equipo antes de la llegada de Pacheta. El técnico burgalés del conjunto oscense está a tan sólo un paso de obrar un milagro que se recordará con el paso de los años.

Publicidad

La SD Huesca recibe el sábado al Valencia, mientras que el Elche recibirá al Athletic y el Valladolid al Atlético de Madrid, que lucha por conquistar el título liguero en su dura pugna con el Real Madrid.

El conjunto oscense se salva en varios escenarios. El primero de ellos es en caso de victoria. Si la SD Huesca es capaz de ganar al Valencia no tendrá que mirar a otros estadios, será equipo de Primera División la próxima temporada. No será sencillo y es que el equipo de Voro llega de ganar 4-1 al Eibar en la última jornada.

En caso de empate, el conjunto altoaragonés no lograría la permanencia si el Elche gana su partido, mientras que si el conjunto ilicitano empata o pierde, aunque ganara el Valladolid, el Huesca se quedaría en Primera.

En caso de perder, el Huesca tendría menos opciones de permanencia, aunque las seguiría teniendo. Si pierde y también lo hace el Valladolid y el Elche y el Eibar no gana, sería equipo de Primera. Si pierde y Elche o Valladolid ganan, descendería.

Se puede dar el caso de que Huesca y Elche perdieran sus partidos y el Eibar (ya descendido) lograra ganar al Barcelona. En este triple empate entre ilicitanos y vascos, el Elche sería quién se quedaría en la máxima categoría del fútbol español.