Miércoles, 10 de Agosto de 2022

El Real Zaragoza está muy cerca de cerrar sus dos primeros refuerzos de cara a la próxima temporada. Manu Molina y Jairo Quinteros vestirán la camiseta blanquilla salvo giro completo de la negociación de sus respectivos contratos.


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Manu Molina es un jugador de la total confianza del nuevo técnico zaragocista, Juan Carlos Carcedo, que ya lo tuvo a sus órdenes en el Ibiza en la última temporada. Se trata de un mediocentro de 30 año que se encuentra en estos momentos sin equipo tras no renovar con el conjunto ibicenco.

Molina entra dentro de los parámetros económicos marcados por el conjunto aragonés y además es un futbolista al que no le han faltado ofertas en las últimas semanas, pero parece haber elegido Zaragoza para seguir con su carrera. La llegada de Molina también podría acarrear la salida de Marc Aguado, que con varias ofertas de equipos de la Liga Smartbank, volverá a salir cedido.

El otro refuerzo que se encuentra muy cerca de llegar a la capital aragonesa es Jairo Quinteros, central boliviano que pertenece al Inter de Miami de Jorge Mas. Las sinergias vuelven a funcionar en este caso, ya que el jugador llegará libre y si su rendimiento es satisfactorio podría continuar varios años en la disciplina blanquilla.

Quinteros estuvo la pasada campaña cedido en el Club Bolívar y llegó en 2020 al Inter de Miami procedente de la cantera del Valencia. El jugador ya ha debutado con la selección absoluta de su país y está considerado como un jugador con mucho futuro.

La llegada de Quinteros supondrá la salida segura de Enrique Clemente que no entra en los planes del Real Zaragoza y volverá a salir cedido. La zaga quedará formada por Jair, Francés, Lluis López y Quinteros. El club podría buscar un lateral izquierdo en el mercado para dar por cerrada la defensa, aunque también se tomará una decisión sobre el futuro de Carlos Vigaray.