Miércoles, 07 de Diciembre de 2022

El Real Zaragoza vuelve a tener una complicada salida este lunes, con el encuentro que le va a enfrentar al Girona en el estadio de Montilivi. El equipo aragonés necesita ganar para escapar de la zona de descenso, que la marca precisamente el conjunto rival, con los mismos puntos que el equipo blanquillo.

Publicidad

El equipo de JIM se verá las caras con un Girona que está teniendo un arranque de temporada parecido al del Real Zaragoza. El equipo de Míchel ha sumado 3 victorias, 2 empates y 6 derrotas. En Montilivi, el Girona ha perdido 3 partidos, por lo que puede ser un partido propicio para el conjunto aragonés.

Juan Ignacio Martínez ha pasado esta misma mañana por rueda de prensa para repasar la actualidad del equipo antes de viajar a tierras catalanas. “Me gusta muchas veces que no haya cambios, pero el sentido común dice que tenemos que ver como están los jugadores y sacar el mejor once posible sabiendo lo que nos estamos jugando. Nos enfrentamos dos equipos que a principio de temporada no nos esperábamos estar en esta situación. Tenemos que sacar un equipo lo más fuerte posible física y mentalmente”.

El técnico alicantino también reconocía que no le puede pedir paciencia a la afición. “Sería una falta de respeto a la afición y a mí mismo pedir paciencia. Tenemos que darles alegrías. Hago empatía y no podemos pedir paciencia cuando llevamos ya varias jornadas. Tenemos que recobrar nuestra propia autoestima. El jugador que firma por el Real Zaragoza tiene que saber en que club está y que clase de presión mediática tiene. Eso se sabe desde que se firma el contrato”.

JIM también ha hablado de la falta de gol de los delanteros. “Álvaro salió el otro día abatido del campo (partido contra Huesca), eso dice mucho del jugador y su orgullo también les pica. No quiero entrar en comparaciones con otras temporadas o con otros jugadores. Quiero que el jugador crezca con autoestima, eso nos vendrá bien a todos”.

El encuentro será este lunes a las 21h, en el estadio de Montilivi. El choque será arbitrado por Raúl Martín González Francés, perteneciente al comité territorial de Las Palmas.