Miércoles, 06 de Julio de 2022

El Real Zaragoza comenzará una nueva era en unas semanas, con la llegada del grupo inversor capitaneado e ideado por Jorge Mas Santos, que será el nuevo presidente del conjunto aragonés. El CSD dará el ‘OK’ a la operación en las próximas horas, mientras que la permanencia del conjunto maño podría ser matemática esta misma jornada.

Publicidad

El club anunciaba el pasado viernes el acuerdo con este grupo de inversores, formado por Jorge Mas Santos, José Mas Santos, Joseph Oughourlian, Gustavo Serpa, Jim Carpenter y Jim Miller. En un primer momento, se han hecho con el 51% de las acciones, pertenecientes a la familia Alierta, pero en las próximas semanas también contarán con el paquete accionarial de la familia Yarza, Juan Forcén y Carlos Iribarren, controlando el 91% de las acciones de la entidad aragonesa.

La oficialidad del acuerdo quedaba supeditado al visto bueno del CSD y a la permanencia matemática del equipo, algo que puede suceder esta misma semana si el Real Zaragoza es capaz de superar a la SD Huesca y Amorebieta y Real Sociedad B no ganan sus encuentros. Además, el visto bueno del CSD es cuestión de horas, tal y como ha podido saber HOY ARAGÓN.

La ilusión en el nuevo proyecto es la nota predominante del grupo inversor, especialmente de Jorge Mas y Raúl Sanllehí, que ocuparán cargos de mucha responsabilidad al frente del Real Zaragoza. El empresario norteamericano se ha involucrado de tal forma en el futuro Real Zaragoza, que ha decidido coger las riendas desde el principio, siendo la cabeza visible del proyecto. Entre sus objetivos a corto plazo están el de devolver el club a la máxima categoría del fútbol nacional y también modernizar todas las instalaciones del conjunto blanquillo, comenzando por la Ciudad Deportiva y el que tiene que ser el nuevo estadio.

“También es necesario alcanzar un acuerdo con las instituciones para poder tener un estadio acorde a la historia del club y de sus aficionados. No es posible crecer y ofreceros nuevas experiencias de ocio para poder compartirlas con amigos y familiares en la situación en la que se encuentra actualmente el estadio”, explicaba Jorge Mas en su carta de presentación a la afición del Real Zaragoza.

Por su parte, Raúl Sanllehí lleva ya tiempo trabajando en lo que será el nuevo Real Zaragoza, conociendo el club de arriba a abajo y teniendo conversaciones con muchos de los trabajadores de la SAD. Este mismo lunes, Sanllehí ya se reunió con Torrecilla y JIM, y también quiso mantener una charla en persona con los responsables de la Ciudad Deportiva.

El nuevo Director General quiere modernizar el club en todas sus áreas, pero antes quiere conocer a la perfección a todo el personal de la entidad aragonesa, realizando una reestructuración más que necesaria.

Torrecilla y JIM terminan contrato, salvo clasificación para playoff, que ampliaría un año más su vinculación con el conjunto zaragozano. En los planes de la nueva propiedad no están ni Torrecilla ni JIM, aunque se está valorando de forma positiva su trabajo en el último año. Sanllehí llega al Real Zaragoza con la intención de rodearse de un secretario técnico de su confianza, en un puesto clave para que el proyecto comience a andar con las máximas garantías este mismo verano.

Sanllehí está muy bien valorado en el mundo del fútbol y tiene una amplia red de contactos, algo  muy positivo a la hora de confeccionar la plantilla de la próxima temporada, que contará con mayor límite salarial que el actual.