Martes, 29 de Noviembre de 2022

El estadio de La Romareda ha pasado el corte de los estadios candidatos a ser sede del mundial dentro de ocho años, en la candidatura ibérica de España y Portugal de 2030. Han pasado esta primera ronda 14 estadios, de los que 11 albergarían partidos en caso de victoria en la candidatura ibérica y 3 quedarían fuera.


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Los estadios propuestos han sido Camp Nou y Cornellá, en Barcelona; Santiago Bernabéu y Wanda Metropolitano, en Madrid; La Cartuja en Sevilla; La Nueva Condomina, en Murcia; el Estadio Gran Canaria, en Gran Canaria; La Rosaleda, en Málaga; Mestalla, en Valencia; San Mamés, en Bilbao; Anoeta, en San Sebastián; La Romareda, en Zaragoza; El Molinón, en Gijón y Riazor, en A Coruña. Además, las sedes en Portugal serían el estadio de Da Luz y el José Alvalade en Lisboa y Do Dragao en Oporto.

Varios de los estadios que han pasado el corte sólo estarán finalmente en la lista de los 11 elegidos si son remodelados, como es el caso de La Romareda. La nueva propiedad del Real Zaragoza, con la llegada de Jorge Mas y el resto de inversores, están capacitados y muy interesados en que dicha reforma llegue cuanto antes, pero el primer paso es conocer el proyecto propuesto por el Ayuntamiento de Zaragoza y el emplazamiento definitivo.

Tal y como se informó en HOY ARAGÓN, los nuevos accionistas del Real Zaragoza tienen como única línea roja que el futuro estadio permanezca en el actual emplazamiento del barrio de La Romareda. Los actuales propietarios quieren tener la opción de explotar comercialmente la infraestructura y saben que sólo este barrio, por su cercanía al centro y su conexión con otros barrios, le da la posibilidad de captar mucho público durante los 365 días del año.

La Romareda será el escenario del choque entre España y Suiza del próximo mes de septiembre correspondiente a la Nations League. Esta pequeña remodelación ha hecho que el “Memorial Carlos Lapetra” no se pueda disputar en agosto y el conjunto maño comience la temporada lejos de su estadio. Las obras (obligadas para la llegada del combinado nacional) son de adaptación de la iluminación, así como los trabajos en otras zonas del estadio como vestuarios, servicios médicos, sala antidoping o prensa. Estos trabajos de adecuación del estadio tienen un presupuesto de 400.000 euros.