Viernes, 01 de Julio de 2022

Raúl Sanllehí y Mariano Aured han acudido esta misma mañana al Ayuntamiento de Zaragoza para participar en el grupo de trabajo propuesto por el consistorio para conocer la opinión de todos los agentes principales involucrados en el nuevo estadio de La Romareda.

Publicidad

Sanllehí, en representación del Real Zaragoza, ha reconocido de forma clara y concisa que la entidad aragonesa quiere participar en la construcción del nuevo estadio y apuesta por su ubicación actual, pero antes debe conocer el proyecto en su totalidad.  “Venimos a plasmar el total interés en el proyecto, apoyar la ubicación actual y dar la máxima predisposición a participar en este proyecto una vez lo tengamos mucho más definido”

“Es un proyecto viable de hacer. Un informe decía que cabría un Bernabéu en el mismo sitio. Es céntrico y accesible. Se puede llegar en tranvía. Y es explotable. Es una ubicación que permite explotar el estadio los 365 días al año”, afirmaba Sanllehí.

El director general del club, también manifestaba que antes de tomar cualquier decisión, se debe conocer el presupuesto, la ubicación y el proyecto que tiene en mente la ciudad para este nuevo estadio. “Desde el Real Zaragoza hay una total predisposición e interés para participar en el proyecto. Hoy resulta imposible decirlo con exactitud. Debemos saber 2 cosas: el proyecto en sí, empezando por la ubicación, y el presupuesto y el plan de explotación. Tenemos el interés máximo en que este proyecto avance lo más rápido posible. Si la mayoría abrumadora está a favor de la actual ubicación, nos parecerá perfecto”.

LOS USOS DE LA NUEVA ROMAREDA

El director general del conjunto blanquillo también ha querido poner en conocimiento del Ayuntamiento de Zaragoza lo importante que puede ser un nuevo estadio para otros usos. “Un nuevo estadio genera recursos. Antes era una ventaja competitiva, pero ahora es una desventaja no tener un estadio moderno. Puede generar muchos recursos en una ciudad como Zaragoza la organización de eventos, dentro y fuera del fútbol, como congresos y conciertos”.

La visión de un estadio exclusivamente para ver partidos es anacrónico. Hablamos de explotarlo 365 días al año”, afirmaba Sanllehí.