Martes, 07 de Diciembre de 2021

Al club zaragozano Patatas Gómez Sala 2012, y a su tradicional Recogida Benéfica de Alimentos, no lo va a conseguir detener ni siquiera la pandemia de Covid19. La asociación deportiva continúa adelante con la recogida solidaria que todas las Navidades realiza en el deporte aragonés porque “en este 2020 se necesita más que nunca”.  En las seis primeras ediciones, el club aragonés recaudaba más de 5.700 kilos, destinados al proyecto social de la ONG Cooperación Internacional.

Publicidad

“La idea es siempre ayudar a la gente más necesitada y educar a los niños del club en ciertos tipos de cuestiones fundamentales. Este año, a pesar de no poder juntar a todo el deporte aragonés una tarde de partido, vamos a recoger lo que podamos”, declaraba Juan Carlos Ibáñez, presidente del club.  La Recogida Benéfica del año pasado contó con un ilustre padrino, Ander Herrera (jugador del PSG), y con Filipe Luis (Atlético de Madrid) en 2018. Además de estos cracks mundiales, Ferrao (F.C. Barcelona), Ricardinho (InterMovistar) o Miguelín (El Pozo Murcia) han ido apadrinando también la donación de alimentos en favor de Cooperación Internacional. Una ONG con más de 25 años de experiencia, y que desarrolla numerosos proyectos sociales a través del deporte en la India, Marruecos y el barrio de San Pablo de Zaragoza.


Publicidad


Dos empresas agroalimentarias líderes en Aragón ya se han apuntado: Patatas Gómez (patrocinador principal del club) y Coaliment: “nuestra idea es ayudar todo lo que podamos. Son momentos de arrimar el hombro”. Desde Patatas Gómez quieren animar a todo el que lo desee a donar alimentos con el fin de ayudar a muchas personas necesitadas y superar las casi 6 toneladas de generosidad que durante todos estos años este club lleva donando. Sólo es necesario dejarlos en el Pab. Actur V (Calle Cineasta Adolfo Aznar, 50018, Zaragoza) a lo largo de toda la semana del lunes 14 al viernes 18 de diciembre con “cualquier alimento que ayude a personas que lo están pasando muy mal”.


Publicidad