Domingo, 02 de Octubre de 2022

El interminable proceso de venta del Real Zaragoza no ha hecho más que seguir encendiendo los ánimos de la afición del conjunto aragonés. Los seguidores zaragocistas no han paralizado las protestas y continuarán con la pañolada en el minuto 32.

Publicidad

El encuentro que jugará el equipo de JIM este sábado frente al Málaga volverá a ser el escenario de otra sonora protesta en contra de la gestión de la actual propiedad, que sigue sin dar noticias acerca del proceso de venta.

Se espera que este sábado (ya sin concentración en la puerta del palco) acudan al partido el resto de directivos que se ausentaron en el choque contra el Valladolid. Cristian Lapetra no estuvo el día de las protestas masivas, pero sí que viajó una semana más tarde con el resto de la expedición zaragocista a Ibiza.

Tal es el hartazgo de la afición, que han surgido nuevas formas de protesta, alguna de ellas con un toque de humor. Un grupo de seguidores se han movilizado en redes sociales y han hecho un crowdfunding para que unos mariachis mexicanos canten en la puerta de la sede del club ese mismo día de partido, a partir de las 17:45h. Sorprendentemente, esta iniciativa cuenta ya con más de 450 euros recaudados.

Además, los organizadores de este crowdfunding donarán parte de la recaudación en material para los grupos de animación zaragocistas y para futuras protestas en los próximos encuentros del Real Zaragoza como local.  

No es casualidad la elección de estos mariachis y es que en los últimos días se está vinculando con mucha fuerza a un gran grupo empresarial mexicano, Grupo Orlegi, con el conjunto aragonés. El actual presidente del conglomerado empresarial mexicano es Alejandro Irarragorri, que ya tiene experiencia en el fútbol de su país con la dirección del Santos Laguna y del Atlas, ambos de la Liga MX.

El proceso de venta no ha hecho más que empeorar la imagen exterior del club y algunos seguidores siguen sin creer en las intenciones de los actuales propietarios de abandonar el Real Zaragoza. De momento, no hay noticias en torno al cambio de propiedad, un proceso que iba a ser inminente según el último comunicado del club, que aseguraba que en cuestión de días se esperaba la llegada de un nuevo inversor.

El encuentro del sábado contra el Málaga volverá a dejar de manifiesto que la inmensa mayoría de los seguidores que acuden a La Romareda piden un cambio de rumbo total en el club, con la llegada de un nuevo proyecto que vuelve a ilusionar al zaragocismo.