Martes, 27 de Septiembre de 2022

Casademont Zaragoza sigue perfilando su plantilla de cara a la próxima temporada, donde intentará realizar una buena campaña, mejorando los registros del último año. El conjunto maño ha llegado a un acuerdo con Ramón Vilà para la próxima temporada. El pívot de 24 años llega tras las incorporaciones de Santiago Yusta, Jamel McLean, Hans Vanwijn, Stan Okoye y Omar Cook.

Publicidad

Ramón Vilà (Barcelona, 1997) comenzó en la cantera del F.C. Barcelona, hasta llegar al conjunto filial que militaba en LEB Oro, donde debutó con 16 años durante la campaña 2013-2014.En las siguientes temporadas, Vilà compaginó sus estancias en categorías base con apariciones con el Barça B en LEB Plata. En la campaña 2015-2016, con el equipo de nuevo en la LEB Oro, el interior firmó un gran año, al firmar en 29 partidos, 5.3 puntos y 3.7 rebotes de promedio por encuentro.

Con 18 años, el nuevo jugador de Casademont Zaragoza decidió marcharse a Estados Unidos por temas académicos para jugar en los ‘Sun Devils’ de la Arizona State University. Allí tan solo disputó media temporada con un promedio de 2.6 puntos y 2 rebotes por encuentro. La campaña siguiente, la 2018-2019 se enrola en el equipo universitario de Chattanooga, Tennessee, donde jugó dos temporadas.

En su regreso a España, de la mano del Levitec Huesca este pasado curso, el barcelonés ha firmado una gran campaña, promediando 14 puntos, 6.8 rebotes y 16.8 de valoración, en los 27.46 minutos que dispuso durante los 21 encuentros que disputó con la camiseta oscense.

Además, el pívot ha sido un asiduo en las convocatorias de las categorías inferiores de la selección española, donde ha sido compañero de Santiago Yusta y otros exjugadores rojillos como Jonathan Barreiro, Marc Martí y Sergi García.

ASI LO VE JAUME PONSARNAU

Como viene siendo habitual, el técnico rojillo ha querido valorar el fichaje de Vilà. Ramón Vila es un jugador que está en un momento de alto crecimiento. Viene de hacer una muy buena temporada en LEB y una de las cosas que más valoramos es su espíritu: es un ganador que ayuda a todos los equipos en los que ha estado a ganar, no solo en el juego sino también en la mentalidad del trabajo y en el espíritu. El rol que tendrá con nosotros será el de ayudarnos en todo lo que pueda, evidentemente en el trabajo de toda la semana, pero también en todo lo que se necesario dentro de los partidos con garra, fuerza, trabajo y mucha ilusión”, comentaba Ponsarnau.