Domingo, 29 de Enero de 2023

El Real Zaragoza visitaba Burgos para medirse a uno de los clubes más en forma de la Liga Smartbank. Los de Julián Calero están siendo uno de los equipos más difíciles de batir en este momento de la temporada. Con las importantes bajas de Cristian Álvarez e Iván Azón, Fran Escribá buscaba su primera victoria al frente del equipo aragonés.

Publicidad

El técnico valenciano alineaba un once formado por Ratón, Gámez, Lluis López, Jair, Gabi Fuentes, Jaume Grau, Zapater, Bermejo, Larra, Bermejo, Mollejo y Giuliano. El choque comenzó con una buena ocasión de Bermejo de cabeza, que obligaba a intervenir a Caro en la primera oportunidad del partido.

En el minuto 5, el Real Zaragoza, que estaba siendo superior al Burgos, volvió a tener una ocasión para poner el 0-1, pero Simeone mandaba el balón arriba. El partido transcurría sin ocasiones, con ambos equipos intentando llevar el peso del encuentro. En el 25’, un robo en el centro del campo supuso una contra zaragocista que culminó Mollejo con un disparo alto.

José Antonio Caro hacía una gran parada en el 36’, a disparo de Mollejo, en lo que pudo ser el primero del partido. Jaume Grau veía la amarilla en el 39’, tras una dura entrada en el centro del campo. El partido llegaba al tiempo de descanso con el empate a 0 inicial, en un duelo muy igualado.

La segunda parte comenzó sin cambios en el Real Zaragoza y con la firme intención de superar al conjunto de Calero. En el 54’, Jair ponía el 0-1 tras cabecear un gran centro de Bermejo. El equipo de Escribá lograba lo más complicado en El Plantío, que es adelantarse en el marcador. El conjunto aragonés aguantaba bien los pocos ataques del Burgos, pero en el 64, empataba el partido por medio de Gaspar.


Publicidad


El gol no le sentó nada bien al equipo maño, que se veía superado por el Burgos, que se fue volcando poco a poco hacía la meta de Ratón. Escribá daba entrada a Vada por Larra a falta de un cuarto de hora para el final. El Burgos lo seguía intentando, mientras que el equipo aragonés buscaba el segundo a través de alguna contra.


Publicidad


El Real Zaragoza encontró lo que buscaba en el 90’, con una gran contra que culminaba Fran Gámez obligando a introducir el balón en su propia portería a un defensa del Burgos. La alegría duró poco en la escuadra aragonesa y es que Curro empató en el 92.

El choque concluía con el 2-2 definitivo, con el conjunto blanquillo mejorando su imagen, pero sin poder llevarse los 3 puntos. Tras este partido, el Real Zaragoza recibirá el próximo sábado al Ibiza en el estadio de La Romareda.