Miércoles, 06 de Julio de 2022

El Real Zaragoza ha presentado su campaña de abonados bajo el lema “Lo Mejor Está POR VENIR”. La principal novedad en la campaña son las facilidades para abonarse vía online, con precios para las renovaciones idénticos a los de la pasada temporada. Los precios en las nuevas altas serán un 5% más altos.

Publicidad

Este año, como novedad, se agiliza la gestión de altas con la posibilidad de escoger localidad y abonarse directamente por internet.  En la página web socios.realzaragoza.com los aficionados podrán informarse y gestionar su alta, así como renovar, sin necesidad de desplazarse a las oficinas del club. La atención presencial en las oficinas del Real Zaragoza se mantendrá, con un amplio horario, durante todo el verano.

El 30 de junio será la fecha límite para modificar o cancelar las domiciliaciones bancarias registradas, pues el 7 de julio, de manera automática, se hará efectivo el cargo en cuenta bancaria de la cuota de los Socios Abonados para la temporada 2022/2023.  Esta renovación automática se realizará salvo que el titular comunique cambios o la baja antes de finalizar el mes de junio.

Otra fecha importante es la del 28 de julio, cuando se procederá a la liberación de las localidades de los Socios Abonados que todavía no hayan renovado.  Podrán renovar transcurrida esa fecha, pero la disponibilidad del asiento en la temporada 2021/2022 ya no estará garantizada.

A diferencia de otros años, el club no garantiza el mismo precio para la próxima temporada, algo que sí que ha sucedido en las últimas campañas de abonados de la entidad aragonesa.

También es novedad la reformulación del carné de Socio Simpatizante, con el que se dispondrán de nuevas ventajas: acceso al área del Socio online desde septiembre, prioridad en las ventas de entradas prioritarias para Socios, prioridad en la distribución de entradas de zona visitante, cupón de 10 Euros para la tienda oficial, etc.

Por último, se informa para los aquellos abonados que tengan su carnet en Gol de Pie, que el acceso a esta zona a través del sistema de control biométrico (con huellas dactilares), siguiendo la normativa vigente.