Martes, 04 de Octubre de 2022

Las primeras jornadas de entrenamiento del Real Zaragoza en Boltaña han estado marcadas por el susto que protagonizó Juan Carlos Carcedo en la sesión de este sábado. El técnico zaragocista comenzó a sentirse indispuesto y el jefe de los servicios médicos, Ireneo de los Mártires, decidió trasladar al entrenador a la capital aragonesa para descartar cualquier dolencia grave. En un primer lugar, se le atendió en Barbastro y se decidió desplazar a Carcedo al Hospital Clínico para intensificar las pruebas.


Publicidad



Publicidad


El comunicado íntegro Del Real Zaragoza es el siguiente: “Nuestro entrenador Juan Carlos Carcedo se sintió indispuesto durante la jornada del sábado en la concentración del equipo en Boltaña. Tras una primera valoración en el hotel de concentración, los servicios médicos del club decidieron trasladar por precaución al técnico riojano a un centro hospitalario de Zaragoza para realizarle así un seguimiento más exhaustivo. Carcedo  se encuentra en perfecto estado y se espera su pronta reincorporación a la disciplina del equipo”.

El club tuvo que aplazar la sesión de ayer por la tarde y el conjunto aragonés ha entrenado esta mañana a las órdenes de Sebastián Corona, segundo entrenador. El equipo ha realizado un paseo en bicicleta y mañana intensificará su trabajo en el campo de fútbol de Villaboya.

En un principio, la dolencia del técnico parecía tratarse de una bajada de tensión o un golpe de calor, aunque varios medios ya informan sobre un problema cardíaco y la necesidad de someterse a un cateterismo, como explica El Periodico de Aragón. El entrenador riojano se someterá a dicha intervención para descartar un problema mucho más grave y estará varios días de baja.

En el club se sigue confiando en que el preparador riojano se vuelva a incorporar en los próximos días, aunque su cuerpo técnico será el que dirija las próximas sesiones hasta que Carcedo regrese con la expedición tras recuperarse al 100% y quedar descartadas otras posibles afecciones.