Miércoles, 18 de Mayo de 2022

La Ciudad Deportiva del Real Zaragoza fue inaugurada en 1974, bajo la presidencia de José Ángel Zalba. Las instalaciones de la carretera de Valencia son el lugar habitual de los entrenamientos del primer equipo, así como del filial y de las categorías base del club. Durante los fines de semana, todos los equipos de la cantera disputan encuentros en sus instalaciones.

Publicidad

Desde hace varios años, los aficionados y profesionales que se desplazan hasta la Ciudad Deportiva se quejan del abandono que sufre. Los accesos a los campos de fútbol para los aficionados están mínimamente habilitados y todavía se mantiene un camino sin asfaltar por el que sigue siendo complicado transitar con los vehículos.

El estado del césped de varios de los campos también está en un mal estado, mientras que la luz artificial también brilla por su ausencia. Muchos encuentros del filial o del división de honor juvenil no se pueden disputar por la tarde por la falta de luz natural en el campo principal, algo inaudito en un club profesional.

Lo cierto es que parece que poco haya cambiado desde 1974 hasta la actualidad. Mientras otros clubes invierten en modernizar sus instalaciones, en el Real Zaragoza tan sólo se realizan pequeñas mejoras obligatorias y de mantenimiento.

Suele ser normal leer quejas de aficionados en twitter tras cada partido de alguno de los clubes que forman parte de la cantera del equipo aragonés

Sobre el estado de la Ciudad Deportiva, el actual presidente del club, Christian Lapetra, reconocía que tienen pendientes varias reformas inmediatas. “Realizamos labores de mantenimiento. Hemos mejorado todo aquello que hemos podido mejorar, aunque no se vea, como los vestuarios, agua, luz o vertidos. Tenemos pendiente el cambio del césped artificial, que se hará enseguida. Además también se mejorará en los campos de hierba natural con resiembras, aunque se está utilizando continuamente y así es complicado, se aprovecharán los descansos para llevarlo a cabo”.

Tras el acuerdo que ha llegado la LFP con el fondo de inversión CVC, los equipos tendrán que destinar un 70% de la cantidad que reciban a mejorar sus instalaciones. En el Real Zaragoza sería necesario un cambio total de su lugar de entrenamiento (Ciudad Deportiva) y su estadio (Romareda).

Existe un Plan Director de la Ciudad Deportiva, dotado de un presupuesto, pero tenemos que encontrar la financiación suficiente para llevarlo a cabo. Se trata de un cambio integral de la Ciudad Deportiva como la conocemos ahora que afectará a todas las instalaciones. Empezaremos a prepararlo en el momento que tengamos presupuesto para ello”, afirmaba Lapetra.