Martes, 06 de Diciembre de 2022

El Real Zaragoza visitaba Arroyo de la Luz para medirse al humilde Diocesano, en un partido especial para toda la localidad extremeña y para Fran Escribá, que debutaba al frente del conjunto aragonés tras la destitución de Juan Carlos Carcedo.

Publicidad

El primer once de Escribá estaba formado por Ratón, Fran Gámez, Francés, Jair, Gabi Fuentes, Zapater, Jaume Grau, Eugeni, Mollejo, Gueye y Simeone. El encuentro comenzó igualado, con el Real Zaragoza teniendo la posesión de balón, tal y cómo se esperaba. En los primeros 15 minutos no hubo ninguna ocasión, ni para el conjunto maño ni para el Diocesano.

En el 17’, el Diocesano tuvo el primer acercamiento, con un lanzamiento lejano que se marchaba muy desviado. Alberto Zapater tuvo la más clara en el 20’, con un derechazo del capitán zaragocista, pero su lanzamiento también se fue lejos de la portería del equipo local. Cordero tuvo que intervenir también en un disparo de Mollejo, con un Real Zaragoza que buscaba cada vez más con más insistencia abrir el marcador.


Publicidad


En el 27’, Álvaro Ratón cometía penalti y Dani Sales lo transformaba, poniendo el 1-0 para el conjunto extremeño. Giuliano Simeone aparecía por primera vez en el 30’, pero no acertó a disparar a puerta. El equipo de Escribá no terminaba de encontrarse cómodo en Arroyo de la Luz, con un Diocesano muy serio en defensa.

Gueye tuvo una buena oportunidad tras un saque de esquina, pero remató mal y su envió se marcho muy alto. En el 43’, Mollejo recibía una dura entrada, aunque no pasó a mayores y pudo recuperarse. El encuentro llegaba al tiempo de descanso con 1-0 para el Diocesano.

La segunda parte comenzó con la entrada de Bermejo y Vada por Eugeni y Gueye. El conjunto maño salió rápido buscando el empate, com varias llegadas peligrosas, pero sin poder superar a Cordero. La tuvo el Real Zaragoza con un remate de Mollejo tras un gran centro de Bermejo, pero el guardameta local atrapaba el disparo.


Publicidad


Los de Escribá metieron una marcha más y comenzaron a merecer el empate, sobre todo tras los cambios que hizo el técnico valenciano, con un Bermejo que tras la lesión seguía demostrando lo determinante que es para el equipo aragonés. Fran Gámez y Jaume Grau abandonaban el terreno de juego por Larra y Francho.

El colegiado no vio un claro penalti sobre Bermejo en el 70’, que pudo ser el empate a 1. El Real Zaragoza no dejaba de intentarlo, con un Bermejo como gran protagonista del conjunto maño. Escribá hacía el quinto cambio en el 75’, con la entrada de Puche por Mollejo.

En los últimos minutos el Real Zaragoza lo intentaba de todas las formas posibles, pero era incapaz de superar al Diocesano. El marcador no se movería y el equipo aragonés caía eliminado de la Copa del Rey frente a un rival de 2ªRFEF, dejando una imagen muy poco positiva. Además, Álvaro Ratón veía roja con el partido finalizado.

Tras este partido de Copa del Rey, el Real Zaragoza se centra ya en la Liga Smartbank, con el partido que le enfrentará el próximo sábado a las 21h al Málaga, actual colista de la competición.