Martes, 07 de Diciembre de 2021

El Real Zaragoza cerraba la jornada número once en el estadio de Montilivi frente al Girona, en un encuentro que debía servir para cortar la racha de 7 partidos seguidos empatando. El conjunto blanquillo llegaba con la importante baja de Juanjo Narváez, que sufre una rotura de fibras en el cuádriceps y estará varias semanas de baja.

Publicidad

JIM alineaba un once plagado de novedades, hasta 8 respecto al último encuentro. El conjunto aragonés salía de inicio con Cristian Álvarez, Fran Gámez, Lluis López, Jair, Chavarría, Petrovic, Francho, Adrián, Nano Mesa, Bermejo e Iván Azón. El encuentro comenzó con una aproximación del Girona, pero Arnau no acertó en su remate. En el 9’, Bustos anotaba para el Girona, pero la jugada no valía por posición de fuera de juego del futbolista del conjunto catalán.

El Real Zaragoza lo intentó con un disparo de Chavarría desde la frontal, pero su zurdazo se estrellaba en un defensa del Girona. Arnau pudo lesionar a Chavarría en el 24’, con un pisotón que no fue sancionado con tarjeta. Nano Mesa también tuvo que ser atendido por un problema en un dedo de la mano.

La más clara del Real Zaragoza llegaba en el 33’, con un remate de cabeza de Adrián que se marchó cerca de la meta defendida por Juan Carlos. Aleix García marcaba para el Girona, pero el colegiado anulaba el tanto por mano previa del futbolista del conjunto catalán. El choque llegaba el tiempo de descanso con empate a 0 en el marcador.

La segunda parte comenzó sin cambios en la escuadra aragonesa y con varias aproximaciones peligrosas por parte del conjunto de JIM. La más clara del segundo periodo llegaba en el 66’, con un disparo muy centrado de Nano Mesa que paró Juan Carlos.

JIM daba entrada a Álvaro y Vada, por Iván Azón y Adrián. Minutos después de entrar en el terreno de juego, Vada hacia el primer tanto del partido, culminando una gran jugada del conjunto blanquillo.

Tras el gol zaragocista, el Girona se volcó hacía la meta defendida por Cristian Álvarez, con varias ocasiones claras. El equipo maño buscó sentenciar el partido con alguna contra y estuvo cerca de hacerlo con una bien llevada por Francho. En el 86’, Stuani anotaba el tanto del empate, con un gran remate de cabeza al que nada pudo hacer Cristian. En el 93, Baena veía la roja directa tras un codazo sobre Fran Gámez, pero el colegiado, ayudado por el VAR anulaba la roja y le mostraba amarilla.

El marcador ya no se movería y el Real Zaragoza cosechaba el octavo empate consecutivo, que le mantiene fuera de los puestos de descenso. Tras este partido, el Real Zaragoza jugará el próximo domingo a las 20:30h frente al Mirandés en el estadio de La Romareda.