Lunes, 05 de Diciembre de 2022

Nueva jornada liguera para el Real Zaragoza tras el duro golpe sufrido en la primera ronda de la Copa del Rey con la derrota ante el Diocesano. El choque era especial para Escribá, que debutaba al frente del equipo maño en partido de liga. Con las importantes bajas de Cristian Álvarez e Iván Azón, la escuadra aragonesa estaba obligada a ganar ante su público frente al colista, el Málaga.

Publicidad

Fran Escribá alineaba un once formado por Ratón, Fran Gámez, Lluis López, Jair, Gabi Fuentes, Jaume Grau, Zapater, Bermejo, Vada, Mollejo y Giuliano Simeone. El partido comenzó con el Real Zaragoza intentando llevar el peso del partido, con posesiones largas. La primera gran ocasión del conjunto maño llegaba en el 5’, con un disparo de Fran Gámez.

El equipo aragonés dominaba el partido, pero no lograba llegar con claridad a la meta defendida por Yáñez. Tampoco Ratón sufría, que apenas tuvo que intervenir en los primeros minutos. Se le puso bien el partido al equipo maño, ya que el colegiado le mostraba roja directa a Javi Jiménez tras una dura entrada a Bermejo.

Giuliano Simeone tuvo la más clara del partido en el 20’, pero su disparo se marchaba demasiado desviado con todo favor para poner el 1-0 en el marcador. Yáñez hacía una de las paradas del campeonato para negarle el gol a Bermejo en una gran jugada del Real Zaragoza. Fran Gámez veía la amarilla en el 30’, con una falta en el centro del campo. Otra vez Giuliano tuvo la opción de poner por delante al Real Zaragoza, pero un su cabezazo se estrelló en el palo. El partido se marchaba al tiempo de descanso con empate a 0.

La segunda parte comenzó con el cambio de Larra por Fran Gámez, mientras que el Málaga no hizo ningún cambio. Los primeros minutos del segundo periodo transcurrían sin ocasiones y con el Málaga intentando hacer daño con alguna contra. Escribá daba entrada a Puche por Vada a falta de media hora para el final del encuentro, con el objetivo de inaugurar el marcador y llevarse los 3 puntos.


Publicidad


Rubén Yáñez hizo otra gran parada para evitar el tanto de Simeone, demostrando ser el mejor del partido con sus actuaciones. El equipo de Escribá no paraba de intentarlo y lo merecía cada vez más, pero el Málaga aguantaba cómo podía los continuos ataques del conjunto maño. Eugeni también entraba al partido por Zapater, ante el aplauso de La Romareda.


Publicidad


Bermejo tuvo una de las más claras de la segunda parte, con un disparo de falta que se estrelló en el palo. Otra vez Yáñez se hizo gigante para detener un cabezazo a bocajarro de Lluis López. En el 78’, Haitam dejaba La Romareda helada, anotando el 0-1 cuando mejor estaba el conjunto aragonés. En el 88’, Simeone ponía el 1-1, tras intentarlo en multitud de ocasiones. No hubo tiempo para más y el equipo maño no pudo superar al colista, en un partido que mereció más.

Tras este partido, el Real Zaragoza volverá a la competición liguera el próximo domingo, a las 14h frente al Burgos en El Plantío.