Lunes, 08 de Agosto de 2022

El Real Zaragoza recibía al equipo más en forma de la categoría, el Girona, que afrontaba el partido de La Romareda tras 5 victorias consecutivas. Los de JIM necesitaban conseguir la victoria para poder seguir con algo de opciones a final de temporada para llegar a la sexta plaza.

Publicidad

El técnico alicantino alineaba de inicio a Cristian Álvarez, Gámez, Francés, Jair, Chavarría, Zapater, Vada, Eugeni, Bermejo, Borja Sainz e Iván Azón. El choque comenzaba con una ocasión muy clara para Iván Azón, tras centro de Chavarría, que Juan Carlos desviaba, evitando el 1-0 en el marcador. Los de Míchel comenzaron a tener el control del balón y a los 7 minutos tuvo un acercamiento peligroso.

A los de JIM les costaba hacer daño a la defensa de 5 formada por Míchel, característica del Girona en los últimos años. Eugeni probó fortuna de falta en el 18’, pero Juan Carlos mandaba el balón a córner. Cristian Alvarez hizo una gran parada a disparo de Baena, mientras el choque avanzaba muy igualado entre ambos equipos. En el 32’, Borja Sainz robaba el balón en el centro del campo y se quedaba solo delante de Juan Carlos, batiendo al portero con una preciosidad de vaselina para poner el 1-0 en el marcador.

Un minuto después, Francés veía la primera amarilla del partido tras una falta clara. El equipo de JIM se veía superior al Girona y pudo hacer el 2-0, pero Eugeni no enganchó bien un gran centro de Gámez. El encuentro llegaba al tiempo de descanso con victoria momentánea para el Real Zaragoza, gracias al golazo de Borja Sainz.

La segunda parte comenzaba sin cambios en el Real Zaragoza, mientras que el Girona daba entrada a Terrats y Samu Saiz. El conjunto catalán empezó a buscar el empate desde el comienzo del segundo periodo, con el claro objetivo de igualar rápido el choque. En una contra, Vada intentó ceder a Azón un balón, pero Juanpe cortaba la jugada, evitando dejar sólo al delantero maño. JIM movía el banquillo y daba entrada a Narváez por Bermejo, en la vuelta del colombiano al equipo tras su última lesión.

En el 57, Míchel metía al terreno de juego a uno de los pichichis de la categoría, Christian Stuani, que lleva ya 17 tantos en lo que se lleva de temporada. Por su parte, JIM seguía introduciendo jugadores al partido, con Sabin Merino y Lluis López sustituyendo a Vada y Eugeni. El partido se convirtió en un ida y vuelta, con el Zaragoza buscando el 2-0 y el Girona el empate.

El Real Zaragoza defendía muy bien su ventaja en el marcador y no dejaba llegar al Girona con claridad, en un partido que seguía muy igualado. JIM hacía los últimos cambios a falta de 10 minutos para el final, dando entrada a Nano Mesa y Nieto por Azón y Borja Sainz, que fue uno de los más destacados del encuentro. Cristian Álvarez salvaba al equipo en la recta final del choque con una gran intervención, como viene siendo habitual en los últimos partidos. 

El colegiado añadía 9 minutos en un partido en el que no se perdía excesivo tiempo, ante la sorpresa de La Romareda. El equipo aragonés supo mantener su ventaja y sumaba 3 puntos muy importantes para dejar vivo el sueño del playoff.

Tras este partido, el Real Zaragoza trabajará durante toda la semana para preparar el derbi aragonés, que se jugará este próximo domingo en el estadio del Alcoraz, con más de 100 aficionados zaragocistas en las gradas.