Jueves, 29 de Septiembre de 2022

El Real Zaragoza debuta este sábado en la Liga Smartbank, en la que será su décima temporada consecutiva en Segunda División y el club lo hará con su deuda histórica con Hacienda completamente saldada. Informa Heraldo de Aragón que este pasado jueves, los dirigentes zaragocistas abonaron los últimos 5 millones que restaban para satisfacer la deuda con Hacienda, uno de los problemas económicos que más han lastrado al club en los últimos años.


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Esto significa que los nuevos accionistas del Real Zaragoza siguen cumpliendo su palabra de rebajar deuda, efectuar pagos obligatorios y aumentar el límite salarial de cara a las próximas temporadas. Esta última medida con Hacienda supone un paso de gigante en las posibilidades económicas del club para este mismo curso, ya que puede ver cómo su techo de gasto aumenta para poder afrontar con garantías el final del mercado de fichajes.

Tras el pago de estos últimos 5 millones,  la entidad aragonesa (con la ya extinta Fundación 2032 realizando una gran labor en este aspecto) ha conseguido liquidar cerca de 30 millones desde la firma del convenio con Hacienda en 2014.

El Real Zaragoza no ha podido inscribir a parte de sus fichajes debido al alto número de fichas con las que contaba y la negativa de varios jugadores a abandonar el conjunto maño, rebasando el límite salarial impuesto por La Liga. A falta de tan sólo un día para su debut en Las Palmas, únicamente Mollejo y Rebollo han sido inscritos (con ficha del filial), aunque se espera que se pueda solucionar antes de las 23h de este sábado y Manu Molina y Simeone puedan jugar frente al equipo insular.

Además, el Real Zaragoza también deberá registrar ante la LFP los nuevos contratos de Francho Serrano, Iván Azón, Bermejo y Alejandro Francés, estos dos últimos todavía por oficializar.

Los problemas con Hacienda fueron constantes en la etapa de Agapito Iglesias, con la continua amenaza de desaparición tras la pésima gestión del empresario soriano. El que fuera máximo accionista del conjunto aragonés aumentó la deuda con Hacienda, acreedores e hipotecó todas las propiedades que formaban parte de la estructura zaragocista, como las oficinas o la Ciudad Deportiva.

El club se encuentra en pleno proceso de saneamiento tras la llegada del grupo inversor liderado por Jorge Mas, con una importante inyección económica, que hace que el conjunto blanquillo vea cada vez más cercana la opción de luchar por un ascenso de categoría en igualdad de condiciones.