Miércoles, 07 de Diciembre de 2022

El Real Zaragoza arrancaba en La Romareda su novena temporada consecutiva en Segunda División en plena crisis institucional, con el club en venta y con el mismo objetivo de todos los años: el ascenso a la máxima categoría del fútbol español.

Publicidad

Juan Ignacio Martínez alineaba frente al Ibiza a Cristian Álvarez, Gámez, Francés, Jair, Chavarría, Eguaras, Igbekeme, Francho, Bermejo, Narváez y Azón. Los primeros minutos fueron de igualdad máxima, con un Ibiza que fue de menos a más. En los primeros 45 minutos no hubo ninguna ocasión clara para ninguno de los dos equipos.

El conjunto visitante intentaba buscar hacer daño al Real Zaragoza con balones largos a la espalda de los centrales, pero la defensa maña estuvo atenta durante la primera mitad.

En la segunda parte, la dinámica del partido fue la misma, con el Real Zaragoza intentándolo y con un Ibiza que se sentía cómodo esperando al equipo de JIM. En el 68’, el técnico alicantino hacía el primer cambio del partido, dando entrada a Adrián por Eguaras. Dos minutos después, Narváez forzaba la amarilla de Goldar, tras una falta en el centro del campo.

A falta de 20 minutos para el final del partido, Borja Sainz debutaba en La Romareda, sustituyendo a Bermejo, que no cuajó un buen partido. El Ibiza tuvo la más clara en el 78, pero Cristian lograba detener el disparo del atacante rival.

En la recta final del partido, Juan Ignacio Martínez daba entrada a Puche por Azón y a Petrovic por Igbekeme. El serbio vio amarilla en su primer acción como jugador zaragocista. El Real Zaragoza lo intentó hasta el final, pero fue incapaz de acercarse a la meta defendida por Parreño.

Los de JIM debutan esta temporada con un pobre empate frente a un recién ascendido como es el Ibiza. El próximo encuentro será el viernes que viene frente al Valladolid en Zorrilla.