Lunes, 10 de Mayo de 2021

La permanencia está cada vez más cara en la Liga Smartbank y la ventaja con los puestos de descenso se acorta para cada equipo que no logra ganar en la jornada. El Real Zaragoza necesita vencer y este viernes se enfrenta a un adversario en caída libre.

Publicidad

Los rivales de la parte baja están sumando en los últimos partidos y el conjunto maño acumula un punto en las dos últimas citas ligueras.

Al equipo se le vio completamente conformado el pasado viernes con el punto frente al Sporting y eso ha hecho que ahora mismo la distancia con los puestos de descenso sea de tan sólo cuatro puntos. Uno menos que en la última jornada, que era de cinco.


Publicidad


Se puede defender que en Segunda División sumar siempre es positivo y más frente a equipos de la zona alta de la tabla. También es cierto, que el equipo de JIM está dejando pasar de largo muchas oportunidades de ver los puestos de descenso muy lejos para el tramo final de temporada. El miedo a perder le está pasando factura.

El calendario del Real Zaragoza no es sencillo. El equipo pondrá rumbo a Lugo esta semana para jugar contra el conjunto gallego el viernes. La escuadra del Anxo Carro está pasando por su peor momento de la temporada y actualmente es antepenúltimo clasificado con 36 puntos, cuatro menos que los zaragocistas. El equipo lucense no gana desde el pasado mes de enero y acumula ya cuatro entrenadores diferentes esta temporada.


Publicidad


Tras visitar Lugo, el equipo maño recibirá al Espanyol, que podría certificar su ascenso a Primera División en las próximas jornadas. Los últimos cuatro partidos de liga no serán nada fáciles. Visitará Las Palmas, recibirá al Castellón (rival directo), viajará a Mallorca y cerrará la temporada en La Romareda con el Leganés, que lucha por terminar en la mejor posición posible de cara al playoff.

La próxima jornada es clave en las aspiraciones del equipo zaragocista. Si pierde, podría terminar la jornada a un partido o menos de la zona de descenso a falta de tan sólo cinco jornadas para el final. Una victoria le daría la tranquilidad que necesita para afrontar con algo de garantías un final de temporada complicado.