Jueves, 29 de Julio de 2021

Una vez concluida la pasada temporada de la Liga Smartbank, con el ascenso del Rayo Vallecano, Real Zaragoza y SD Huesca ya conocen a sus rivales definitivos para el próximo curso, que volverá a estar muy igualado.

Publicidad

El objetivo de la SD Huesca será el ascenso directo, es decir, terminar la liga regular entre el primer o segundo puesto. Por su parte, en el Real Zaragoza hay muchas dudas sobre el proyecto, ya que ahora mismo prima el cambio accionarial. Por historia, el conjunto blanquillo siempre aspirará al ascenso, aunque llega a esta temporada tras sufrir uno de sus peores años en segunda división.

El plato fuerte de la temporada llegará con la disputa de los dos derbys aragoneses, en La Romareda y en el estadio del Alcoraz.

Los principales favoritos al ascenso son los recién descendidos de la máxima categoría del fútbol español, Valladolid, Eibar y el propio Huesca. El Valladolid ha firmado al ex técnico del equipo oscense, José Rojo “Pacheta”, que ha elegido el proyecto del equipo vallisoletano entre las diferentes propuestas que ha manejado estos meses.

El Eibar firmaba a Gaizka Garitano como entrenador y ya ha realizado dos fichajes de prestigio, como son José Corpas y Óscar Sielva. El que más está tardando en moverse en el mercado de fichajes es la SD Huesca, que todavía no tiene entrenador.

Otra de las grandes incógnitas serán el Girona y el Almería. El conjunto catalán, asociado con el City Group (dueños del Manchester City) aspira a tener una buena plantilla, aunque su límite salarial será menos que el de esta temporada. El Almería, que tampoco ha conseguido ascender este año, dependerá de las ganas que tenga su propietario de volver a hacer un proyecto ambicioso.

En la zona baja de la tabla, lo normal sería que los recién ascendidos, Burgos, Amorebieta, Ibiza o Real Sociedad B sufran para mantener la categoría, aunque este año parece más igualado que nunca, algo bastante común en la Liga Smartbank.