Martes, 02 de Marzo de 2021

El Real Zaragoza se encuentra en estos momentos en pleno mercado de fichajes invernal, un mercado en el que siempre es complicado acertar con las llegadas. El conjunto blanquillo ha realizado alguna que otra revolución en su plantilla en este periodo, aunque en los últimos años la llegada de refuerzos en enero no ha resultado como se esperaba.

Algunos futbolistas llegados en enero ni siquiera se recuerdan con facilidad entre los aficionados zaragocistas. Son los casos de esta lista de jugadores que hemos seleccionados en HOY ARAGÓN.

Publicidad

TOMISLAV DUJMOVIC

El por entonces internacional croata, llegó al Real Zaragoza en enero de 2012, cedido por el Dinamo de Moscú. El mediocentro firmaba para intentar ayudar al equipo de Manolo Jiménez para salvar la categoría en primera división. Como todos los jugadores de la plantilla zaragocista en esa temporada, su paso por la capital del Ebro fue muy irregular. No continuó en Zaragoza y se marchó al Mordovia Saransk ruso.

ADRIÁ CARMONA

Adriá Carmona llegaba al Real Zaragoza el 31 de enero de 2013, cedido por el Milan y con opción de compra. Su paso por Zaragoza fue malo, como el del equipo, que terminó descendiendo a segunda división y todavía no ha logrado volver a la máxima categoría desde entonces.

CÉSAR ARZO

Un jugador que dejó muy bien sabor de boca en sus encuentros como zaragocista. El central llegó a Zaragoza en el mercado de invierno de la temporada 13/14, procedente del Gent belga. El conjunto zaragocista, con muchos problemas económicos y extradeportivo, no pudo retenerlo y se marchó al Beitar de Jerusalén.

SEBASTIÁN SAJA

El guardameta argentino llegó al Real Zaragoza en la temporada 16/17, en una de las famosas revoluciones invernales de Narcís Juliá como director deportivo del Real Zaragoza. En ese mismo mercado de fichajes, también llegaron jugadores como Campins, Feltscher o Edu Bedia. Ninguno triunfó y el equipo sufrió por mantener la categoría en segunda. El paso de Saja por Zaragoza fue testimonial.

JESÚS ALFARO

Ya con Lalo Arantegui, Jesús Alfaro llegaba al Real Zaragoza en propiedad en la temporada 17/18. Un fichaje que no aportó nada al Real Zaragoza. Alfaro llegaba procedente del Barcelona B y apenas disputó partidos con el conjunto blanquillo. Fue uno de los grandes errores del ex director deportivo zaragocista durante esa temporada, en la que el equipo estuvo muy cerca de lograr el ascenso a primera división.


Publicidad