Miércoles, 06 de Julio de 2022

Real Zaragoza y SD Huesca ya han vuelto a los entrenamientos tras dos días de descanso y han comenzado a preparar el derbi aragonés de este domingo, que se disputará en el estadio del Alcoraz a partir de las 18:15h.

Publicidad

Para ambos equipos se trata de una auténtica final y es que el que pierda tendrá muy pocas opciones de luchar hasta el final por conseguir la sexta plaza, que está a 7 puntos de distancia del Real Zaragoza y a 6 de la SD Huesca. Durante la jornada de hoy, los capitanes del Real Zaragoza y la SD Huesca, Zapater y Pulido, han sido los protagonistas en sala de prensa para analizar cómo llegan ambos conjuntos al choque del domingo en tierras altoaragonesas.

Alberto Zapater no dudaba en que el partido es una auténtica final si se quiere pelear el playoff hasta el final. “Está claro que, si queremos soñar, pasa por ganar. Quedan pocas jornadas y no hay margen de error. Para los dos equipos es un partido especial porque es el de la comunidad de Aragón y los dos nos estamos jugando mucho”.

El mediocentro aragonés también explicaba que los dos equipos llegan en un buen momento de forma. “Ellos están bien, han estado sumando y juegan en casa, pero nosotros también y vamos a por todo. Será un partido muy igualado”. En el conjunto blanquillo, esta misma mañana ya han vuelto a entrenar con el grupo Petrovic y Francho, que han estado ausentes en las últimas jornadas por lesión.

También ha sido protagonista en Huesca el capitán Jorge Pulido, que reconocía que llegar a playoff va a estar complicado. El defensa central explicaba que en la semana de derbi todo el mundo piensa en ganar. “El derbi es algo especial. Vas por la calle y ya la gente solo piensa en eso. Ojalá podamos darnos una alegría, hay que meterle intensidad y ganas, transmitir lo que de verdad nos jugamos, que es mucho”.

Pulido no escondía que quizá les haya pesado la carga de tener que llegar a playoff. “En el fútbol puede pasar de todo, yo quiero terminar la temporada de la mejor forma posible y ojalá podamos soñar con los playoff. Es una carga que llevamos toda la temporada y a lo mejor nos ha pesado”.

Los dos equipos seguirán entrenando hasta el próximo sábado y el domingo se darán cita en el Alcoraz, que contará con la mejor entrada de toda la temporada y con presencia de 189 seguidores zaragocistas en las gradas.