Miércoles, 07 de Diciembre de 2022

El Real Zaragoza cambiará de manos y eso supondrá la salida de la familia Alierta, la familia Yarza, de Carlos Iribarren y de Juan Forcén. Los cuatro máximos accionistas del club llegaron en julio de 2014 de la mano de Petón, con la ya conocida ‘Fundación 2032’. En sus 7 años en el conjunto blanquillo no han podido lograr el principal objetivo del club: el ascenso a Primera División.

Publicidad

La primera temporada de la ‘Fundación 2032’, fue la que más cerca ha estado el equipo de lograr el ansiado ascenso. Con una plantilla que se tuvo que hacer en un mes, a cargo del director deportivo Ángel Martín González, el conjunto maño se quedo a unos minutos de ascender en Las Palmas. El equipo dirigido por Ranko Popovic llegó a la final del playoff con un 3-1 a favor en La Romareda, pero una derrota 2-0 en Las Palmas, dejaba al Real Zaragoza un año más en segunda.

En la temporada 2015/2016, el Real Zaragoza llegó a la última jornada con opciones de lograr la clasificación para el playoff, pero una de las peores derrotas en la historia del club (6-2 contra la Llagostera), dejó al conjunto de Lluis Carreras sin su plaza de promoción.

Llegaba la 2016/2017 con Luis Milla en el banquillo del equipo maño. Este fue el primer año que el conjunto zaragocista coqueteó con el descenso. Tras los malos resultados, la dirección deportiva decidía cesar a Luis Milla para presentar a Raúl Agné, que tampoco pudo levantar al equipo en su caída libre. Fue entonces el momento del entrenador del filial, César Lainez, que consiguió salvar al Real Zaragoza del descenso a Segunda División B.

Un año después, en la temporada 2017/2018, el Real Zaragoza afrontaba un nuevo año en Segunda División, esta vez con Natxo González al frente del proyecto esbozado por Lalo Arantegui desde la dirección deportiva. La temporada comenzó con malos resultados, pero la confianza que le dio el club a Natxo funcionó y el equipo terminó en tercera posición.

Tras un empate a 1 en la ida de la primera eliminatoria del playoff frente al Numancia, el equipo llegaba a La Romareda con todo a favor para superar la eliminatoria. Con Borja Iglesias como goleador en esa plantilla, el equipo se llevó una de las mayores decepciones de los últimos años, cayendo de forma cruel 1-2 con el conjunto soriano.

De nuevo, al equipo le tocaba afrontar otro año en la Liga Smartbank. Llegó la 2018/2019, con Imanol Idiákez en el banquillo. Los resultados fueron negativos desde el comienzo y Lalo decidió apostar por Lucas Alcaraz para sustituir al entrenador vasco. Alcaraz fue incapaz de levantar al equipo y fue entonces cuando llegó Victor Fernández para salvar al equipo del descenso. Eso fue lo único positivo de la temporada.

Con Víctor Fernández como entrenador, comenzaba la 19/20, con una plantilla en la que hubo jugadores como Luis Suárez o Javi Puado. El equipo iba directo a primera división, pero llegó la pandemia y ahí el equipo frenó en seco. La desgracia se cebó con el Real Zaragoza, dejando escapar su puesto de ascenso directo en la reanudación de la temporada y cayendo con el Elche en la primera eliminatoria de playoff.

En la temporada 20/21, tuvo que llegar JIM para salvar al equipo del descenso, en uno de los peores años en la historia del club. La última temporada de los ya ex miembros de la ‘Fundación 2032’, ha sido la que está cerca de concluir. Una temporada que tenía pinta de ser la peor en la historia del conjunto blanquillo, pero que finalmente se ha salvado sin problemas con el descenso, a falta de 8 jornadas para el final.

Llegan nuevos tiempos al Real Zaragoza y la afición sueña con lograr un ascenso tras muchas temporadas de sufrimiento. Con Jorge Mas como líder del proyecto, acompañado de José Mas Santos, Joseph Oughourlian, Gustavo Serpa, Jim Carpenter y Jim Miller, intentarán devolver al Real Zaragoza donde se merece.