Jueves, 18 de Agosto de 2022

El Real Zaragoza volvía a competir tras su último empate en La Romareda y lo hacía visitando El Plantío de Burgos. El equipo de JIM necesitaba los 3 puntos para romper su mala dinámica de resultados y escapar de la zona de descenso.

Publicidad

JIM alineaba de inicio a Cristian Álvarez, Francés, Lluis López, Jair, Chavarría, Eguaras, Zapater, Francho, Bermejo, Nano Mesa e Iván Azón. Cinco cambios respecto al último encuentro. El choque comenzó con un córner a favor del conjunto local, tras un centro que rechazó Zapater.

La primera gran ocasión para el Real Zaragoza llegaba en el 5’ de partido, tras una falta de Zabaco (que vio amarilla) sobre Nano Mesa al borde del área. El disparo de Zapater se estrelló en la barrera. No hubo más ocasiones en los primeros 15 minutos, ni para el equipo de JIM ni para el de Calero.

El Burgos pudo hacer el primer tanto del partido, pero el disparo lejano de Juanma daba en el palo, salvando al conjunto blanquillo de encajar el 1-0. Lo intentó Azón en el 36’ con un disparo que también salía desviado. El encuentro llegaba al tiempo de descanso con empate a 0 en el marcador.

La segunda parte comenzó sin cambios en ninguno de los equipos. El Burgos tuvo dos acercamientos peligrosos al comienzo del segundo periodo, mientras que el conjunto de JIM lo intentaba con un tímido disparo de Bermejo. El encuentro tenía la misma dinámica de la primera parte, pocas ocasiones y mucha igualdad entre ambos equipos.

JIM movía el banquillo en el minuto 70, con la entrada de Álvaro Giménez y Borja Sainz, que entraban sustituyendo a Zapater y Azón. El encuentro entraba en la recta final con ambos equipos buscando un tanto que podría ser definitivo. Adrián también entraba al terreno de juego por Nano Mesa, que no tuvo su día en El Plantío.

En el 82’, una gran contra del Real Zaragoza la culminaba Álvaro Giménez con un golazo, que ponía el 0-1 en el marcador. A falta de 5 minutos, JIM daba entrada a Fran Gámez por Bermejo, con el objetivo de aguantar la ventaja en el electrónico. El marcador ya no se movería y el equipo aragonés cortaba su racha de 9 empates consecutivos y además, salía de puestos de descenso.

Tras este partido, el conjunto aragonés volverá a la competición el próximo domingo, con el partido que le enfrentará al Sporting de Gijón en el estadio de La Romareda, donde todavía no ha conseguido ganar ningún partido.