Lunes, 08 de Agosto de 2022

El previsible futuro dueño del Real Zaragoza, Jorge Mas, tiene una vinculación directa con la oposición castrista y mantiene un compromiso inquebrantable contra la dictadura cubana que lleva asfixiando al país caribeño desde hace décadas. Esta sensibilidad política le viene de familia. Su padre, Jorge Mas Canosa, fue uno de los cubanos más reconocidos como líder del anticastrismo en el exilio. Siempre se especuló con que sería el primer presidente democrático de Cuba si la dictadura socialista cayera. Sus últimas palabras horas antes de morir en su domicilio fueron: “Adelante, adelante, hay que continuar en la lucha. He luchado la buena lucha y he mantenido la fe“. Mas Canosa era un hombre que se había hecho a sí mismo. Fue un luchador contra la dictadura de Fulgencio Batista y luego contra el castrismo, se exilió de Cuba en 1961 y se instaló en Miami sin un centavo. Allí comenzó a trabajar como repartidor de leche hasta conseguir crear una empresa de telecomunicaciones, MasTec, valorada a día de hoy en miles de millones de dólares. El patriarca de la familia Mas Canosa y su hijo, el posible comprador del Real Zaragoza, Jorge Mas, han figurado en las últimas décadas en la lista de los diez hispanos más ricos de Estados Unidos, según la revista Hispanic Business.

En cuanto a sus relaciones políticas con España, no fueron precisamente fáciles. El patriarca Jorge Mas Canosa tuvo discrepancias en el seno de la Fundación Hispano Cubana, a la que pertenecía, y que fue creada en 1996 junto al Partido Popular del expresidente español José María Aznar. Las relaciones en suelo estadounidense fueron más fructíferas. Con el Partido Republicano ha mantenido una notable sintonía en cada campaña electoral siendo uno de sus más notables apoyos económicos. En los últimos años, el posible comprador del Real Zaragoza, Jorge Mas, a diferencia de su padre, ha abierto importantes contactos con el Partido Demócrata. Durante la presidencia de Barack Obama, era habitual que organizara cenas y galas con la presencia del líder político americano. Para la política estadounidense, la familia Mas Canosa siempre ha sido visto como un aliado por su apuesta firme contra la dictadura castrista.

El patriarca Mas Canosa fundó el lobby cubano Fundación Nacional Cubano Americana en 1981 con el apoyo del expresidente norteamericano Ronald Reagan, y su hijo Jorge Mas aún está vinculado con la fundación. Varias fuentes recogidas por medios de comunicación estadounidenses confirman que la familia Mas Canosa siempre ha sido un firme defensor del embargo cubano y las exigencias económicas y financieras a la dictadura socialista. La congresista Ileana Ros-Lehtinen, el día que murió el patriarca de la familia Mas Canosa, reconoció que “sabía como navegar por el extraño sistema de poder de Washington; era un maestro en el arte de saber qué corazones y cabezas hay que atraer para tu causa si quieres que se escuche en el Capitolio y la Casa Blanca”. Mas Canosa fue el impulsor en la sombra de las principales medidas anticastristas de varios gobiernos y legislativos norteamericanos, entre ellas la ley Helms-Burton. El empresario también era una persona vinculada con los medios de comunicación: estaba detrás de Radio y Televisión Martí, que difunde informaciones y opiniones anticastristas desde Miami.

El patriarca Mas Canosa se oponía a cualquier diálogo o negociación con Castro, que comparaba sistemáticamente con Adolf Hitler y Sadam Husein. “Si no hubiera sido por Mas Canosa, muy probablemente Estados Unidos hubiera tenido relaciones más o menos normales con La Habana, como las que tuvo con el Moscú comunista o tiene ahora con Pekín”, dijo Wayne Smith, un diplomático que encabezó la sección de intereses de Estados Unidos en La Habana durante la presidencia de Jimmy Carter. El patriarca Mas Canosa padecía del mal de Paget que afecta lo huesos y generalmente a las personas mayores de 40 años. Desde aquel momento, sus comparecencias públicas disminuyeron y su hijo mayor, Jorge Mas, asumió gran parte de sus responsabilidades empresariales. Terminó falleciendo en 1997. Al frente de la compañía MasTec que fundó el patriarca Mas Canosa se encuentra Jorge Mas, el inversor que quiere hacerse con las riendas del Real Zaragoza y ha planteado una oferta de compra a los actuales accionistas.