Viernes, 07 de Octubre de 2022

El Real Zaragoza sigue dando pasos importantes en el proceso de compraventa y los próximos días podrían ser decisivos para culminar las negociaciones abiertas en estos momentos. El cambio accionarial avanza con total unanimidad entre los accionistas, en un clima de consenso y unidad. Con las opciones de José María Gallego y Spain Football Capital completamente descartadas, los miembros del consejo han seguido conversando y negociando las últimas semanas con los representantes de Orlegi Sports y un grupo de inversores norteamericanos.

Publicidad

En estos momentos, la vía abierta de Orlegi no seguirá adelante (está prácticamente descartado) y es que el grupo encabezado por Alejandro Irarragorri no afrontaría la compra del 91% de las acciones del Real Zaragoza hasta que el equipo no estuviera matemáticamente salvado. Otro escollo difícil de superar, es que Orlegi desea volver a negociar la deuda de la entidad aragonesa con las instituciones, algo que en estos momentos es prácticamente imposible.

El club tiene una deuda de cerca de 67 millones de euros con Hacienda, Seguridad Social y diferentes acreedores, que tienen ya un calendario de pagos negociado, establecido y de obligado cumplimiento, por lo que sería muy complicado el volver a refinanciarlo, algo que exige el Grupo Orlegi de forma inmediata. Algo bien diferente sería capitalizar la deuda y refinanciarla. Así pues, la llegada a Zaragoza de Orlegi, a pesar de la buena sintonía entre las partes en las últimas semanas, está muy lejos de producirse. En las últimas semanas se ha llegado a relacionar a varios fondos de inversión muy potentes como Ares Management, RedBird Capital o Pacific Media con el Real Zaragoza, pero ninguno de ellos se ha dirigido al conjunto aragonés mostrando interés en el paquete accionarial de alguno de los consejeros.

Ante esta situación, la opción que está cerca de cerrar el proceso de compraventa es la de de varios inversores privados de nacionalidad estadounidense. En las últimas semanas se viene hablando de la presencia de un fondo de inversión americano como cabeza visible de esta negociación, pero HOY ARAGÓN ha podido confirmar que se trata de varios inversores particulares, que ya tienen participación y vinculación con un equipo de la MLS (Major League Soccer). La MLS es la liga de fútbol más potente de EEUU, con un ritmo de crecimiento muy alto en los últimos años.

Se trata de inversionistas con un gran músculo financiero, con varios negocios importantes en EEUU y que tienen como objetivo desembarcar en el fútbol español. La opción se lleva muchas semanas trabajando, con el visto bueno de todas las partes. Su inversión inicial rondaría los 20 millones de euros, con la idea de capitalizar deuda, reestructurar pagos y tener más límite salarial destinado a la confección de la plantilla. En la negociación también se ha añadido una cláusula suspensiva sobre el contrato debido a la situación deportiva del equipo. 

Este grupo inversor es conocedor de las instalaciones con las que cuenta el Real Zaragoza, como la Ciudad Deportiva y entre sus objetivos prioritarios estaría el de fomentar el fútbol base, con una completa remodelación de las instalaciones de la carretera de Valencia, basándose en el modelo de las ‘academias’, algo muy común en el país norteamericano. 

La llegada de este grupo de inversores tiene el total respaldo de cada uno de los accionistas del club, incluida la familia Alierta, que podría haber estado más cercana en los últimos días al Grupo Orlegi. La negociación se está llevando a través de Cuatrecasas. Esta operación se haría con el 91% de las acciones del club, representadas por la familia Alierta (50,56%), Fernando de Yarza (13,46%), Juan Forcén (13,46%) y Carlos Iribarren (13,46%). Ninguno de los actuales consejeros tendría poder de decisión en el nuevo Real Zaragoza y el deseo de todos ellos sigue siendo dejar el club antes de llegar al mes de abril, fecha en la que se deben afrontar una serie de pagos de obligado cumplimiento.