Martes, 29 de Noviembre de 2022

Sigue el lío acerca de la vuelta de los aficionados a los terrenos de juego. El próximo 13 de agosto, tanto Real Zaragoza como SD Huesca deben comenzar la temporada y lo tendrán que hacer en sus estadios, Romareda y Alcoraz.

Publicidad

Los dos clubes aragoneses contaban, en principio, con el 75% del aforo disponible para sus aficionados, pero Carolina Darias, ministra de Sanidad, ha reconocido durante el día de hoy que el aforo disponible será de tan sólo un 40%, en una decisión tomada en el Consejo Interterritorial.

El Ministerio de Sanidad y las comunidades han llegado a un acuerdo sobre las limitaciones en este mes de agosto, por lo que la vuelta será más lenta de lo que se preveía en un principio. Darias explicaba que “este acuerdo ha contado con la práctica unanimidad de todas las comunidades. Será objeto de cumplimiento por todos y los consejeros han estado de acuerdo”.

Esto significa que en La Romareda entrarán unos 13.000 espectadores en los primeros encuentros, mientras que en El Alcoraz, la entrada rondará los 4.000. Además, tan sólo se permitirá el 30% de los aforos en los espacios cerrados.

Sobre qué tipo de aficionados podrán acudir a las gradas, Carolina Darias aclaraba que serán “abonados y público local”,  para limitar al máximo la movilidad. Este acuerdo será para las 3 primeras semanas de agosto y será de obligado cumplimiento en todo el territorio español.

El Real Zaragoza se ha manifestado sobre la noticia y reconoce que sufre un “daño gravísimo”, ya que el club sufre la actuación del Ministerio de Sanidad después de “lograr un pacto que no se ha conseguido alcanzar en otras comunidades”.